loading...

martes, 14 de enero de 2014

LOS EXTRAÑOS INSTRUMENTOS DE TORTURA

LAS ABERRACIONES DEL SANTO OFICIO
Roberto S. Contreras Esparza
La siguiente investigación la llevamos a cabo para la revista Conexión Paranormal No. 8, allá por el mes de febrero del 2006 y debió al interés por esta etapa obscura (una de muchas) dentro de la historia del hombre, aquí se lo presentamos con un ligero retoque y con la intención de hacerlo actual e interesante, además con esa fuerza informativa referente a esas invenciones maquiavélicas que ha creado el hombre para martirizar, humillar y asesinar al mismo hombre.

OBSCURANTISMO, IGNORANCIA Y TIRANÍA
Hace ya muchos años, en tiempos en que la calumnia e ignorancia marcaban ciertas leyes que no eran del todo justas y que favorecían a tiranos con intenciones e intereses personales, amparados y con la complicidad de la religión, surgió un grupo de personajes que idearon leyes y formas para someter a la gente que no pensaba como ellos o que no les era convenientes en sus beneficios. Estos personajes inventaron y usaron en sus víctimas extraños objetos elaborados por mentes maquiavélicas que específicamente buscaban hacer sufrir y acabar con la vida de estos individuos que desafortunadamente eran acusados y sentenciados a sufrir por sus faltas (a criterios personales). Hombres y mujeres padecieron y sucumbieron en tiempos de oscurantismo justa e injustamente, el salvaje dolor que de estos raros e ingeniosos aparatos se buscaba, con el propósito de hacerlos sufrir y sentir al mismísimo infierno en vida.

UN PARADIGMA DEL SUFRIMIENTO
Aquí les presentaremos algunos de estos extraños objetos que han perdurado hasta nuestro tiempo, para conocerlos e imaginar sobre las funciones que tenían en aquellos tristes años. Algunos objetos podemos verlos como eran en su inicio, son originales y se remontan al siglo XVI y XVIII, y muchos más tan solo son copias, reconstrucciones filológicas (Ciencia que estudia una cultura tal como se manifiesta en su lengua y en su literatura, principalmente a través de los textos escritos) del siglo XIX y XX. Este tipo de colecciones son muy especiales y ocasionalmente podemos apreciar algo de ello en la muestra que se presentan periódicamente en el Distrito Federal, del Centro Histórico, instrumentos que por mucho tiempo fueron símbolo de miedo, dolor y muerte, objetos malditos como estos:

INSTRUMENTOS MALDITOS
1)      LAS MASCARAS INFAMES: Se imponían a quienes habían manifestado su descontento hacia el orden establecido contra las convenciones vigentes. Pero las victimas preferidas eran aquellas mujeres que se rebelaban contra la esclavitud domestica o los continuos embarazos, es decir contra el nepotismo de los hombres.
2)      LA FLAUTA DEL ALBOROTADOR: Era un collar de hierro que se cerraba detrás del cuello de las victimas, colocando sus dedos -como el de un músico- bajo las muescas que eran apretadas a voluntad del verdugo.
3)      LA PICOTA EN TONEL: Los borrachos eran expuestos al publico vituperio con la Picota tonel, que era de dos tipos: La cerrada en el fondo, dentro de la cual se colocaba la victima junto con orines y estiércol o simplemente con agua podrida; y las abiertas, para que la victima caminara por las calles con la Picota a cuestas, con mucho dolor por el enorme peso de esta.
4)      LA DAMA DE HIERRO: Consistía en un sarcófago de hierro en cuyas puertas se encuentran puntas afiladísimas que se ajustaban de manera movible para penetrar en brazos, piernas y en aquellas partes en donde no causaba heridas mortales a las victimas. El propósito era que el torturado resistiera varios días sufriendo antes de morir.
5)      LA CUNA DE JUDAS: Es digna de mencionarse, pues en algunas partes sigue utilizándose. Al torturado se le levantaban los pies y manos, para luego dejarlo caer sobre la punta, y ahí se le soltaba para que su peso reposara sobre el punto situado en el ano o la vagina. El verdugo podía variar la presión poniéndole mas peso al cuerpo, o sacudiendo a la victima, siempre siguiendo indicaciones de los interrogadores.
6)      LA SILLA DEL INTERROGATORIO: Un utensilio básico para la inquisición era esta silla cuya heredera tecnologizada es la “silla eléctrica”. Los pinchos de la silla de interrogatorio sobre la victima desnuda producían un dolor inenarrable, incrementado por el verdugo que sacudía el interrogador o le aplicaba golpes en brazos y piernas, y cuando se quería hacer más cruel la pena, se solía calentar el asiento, que era de hierro.
7)      EL POTRO: Tenía la función de estirar y desmembrar por medio de la tensión longitudinal que se uso desde los tiempos de la antigua Babilonia y Egipto, y que el conquistador (Hernán Cortes) utilizo en América Central contra los indígenas.
8)      LA GUILLOTINA: Inventada por el medico francés Josep Ignace Guillotin, para conceder una muerte rápida e indolora a los condenados. Ello significo la igualación en la muerte de los hombres, sin importar su condición social. Bajo su cuchilla rodaron las cabezas lo mismo de presos comunes y plebeyos que de nobles. Con ella, la muerte fácil dejo de ser privilegio de los aristócratas.
9)      EL GARROTE: Es el que se a empleado públicamente hasta nuestros días. Existen dos versiones: “la española, en la cual el tornillo hace retroceder el collar de hierro, matando a la victima por asfixia; y “la catalana”, en la cual un punzón de hierro penetra y rompe las vértebras cervicales al mismo tiempo que empuja todo el cuello hacia adelante, aplastando la traquea contra el collar fijo, con lo cual la victima perecía tanto por asfixia, como por destrucción de la medula espinal.
10)  EL APLASTACABEZAS: Es un aparto diabólico que todavía se usa de manera clandestina. El procedimiento consistía en colocar la barbilla de la victima en la barra inferior, en tanto que el casquete era empujado hacia abajo por el tornillo. El final es predecible.
11)  EL CINTURON DE CASTIDAD: Este aparto, las mujeres debían colocárselo, no para salvaguardar su castidad durante la ausencia de su esposo -como reza la creencia popular- sino para evitar la violación en épocas de acuartelamiento de soldados en las ciudades y durante estancias nocturnas en posadas cuando se viajaba. Si bien el cinturón se colocaba solo durante periodos breves, ¿puede existir mayor humillación, mayor ultraje al cuerpo y al espíritu, impuesto por el temor del macho, por el temor de sufrir a causa de la agresividad masculina?

CREADOS PARA EL SUFRIMIENTO Y LA HUMILLACIÓN
Impactante y aterrador. Esto es solo una pequeña parte de lo mucho que uno puede apreciar en estas interesantes muestras, donde se exhiben los instrumentos que tanta desgracia ocasionaron. Conexión Paranormal, agradece al personal que labora en esta impresionante exposición de “Instrumentos de Tortura y Pena Capital”, por las facilidades otorgadas en la elaboración de esta investigación. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario