lunes, 17 de septiembre de 2018

TLALOLLIN EN EL MÉXICO ANTIGUO

CUANDO LA TIERRA SE MUEVE
Roberto S. Contreras Esparza
La tierra se mueve, tiembla y esto ha sucedido siempre. Para nosotros los habitantes de la Ciudad de México, este tipo de movimientos nos dan pánico y causan un verdadero caos cada que suceden, y lo único que podemos hacer ante ellos, es estar listos y tomar las prevenciones correspondientes, ya que los movimientos continuarán, sin saber cada cuando se darán, y solo nos queda prepararnos para ellos. Y como esto no es nuevo, se han imaginado: ¿cómo eran, veían y entendían nuestros antepasados este tipo de movimientos?, ¿que pensaban cuando la tierra se movía?

TEMBLORES EN LA GRAN TENOCHTITLÁN
Cada que se acerca el día del 19 de septiembre y se conmemora el temblor del año 1985 y ahora el del 2017. Se presentan programas, documentales y notas referentes a los movimientos de la tierra, y se explica, se habla sobre lo que estos temblores han representado y como repercutieron en el pasado, aunque no hay mucha información sobre los tiempos prehispánicos, algo se ha averiguado al respecto. Como sabemos y nos enseñan desde la escuela, la Gran Tenochtitlán, imperio de los mexicas, se componía de islotes empedrados y chinampas elaboradas de tierra, cañas, zacate y demás material que tenían en ese momento. Así formaban grandes redes con este tipo de sembradíos en donde cultivaban sus verduras básicas de aquellos días. Y así, de esta forma, del centro del lago de Texcoco, surgió una gran ciudad que maravillo a los mismos europeos.

ESTRAGOS POR LOS TEMBLORES
E igual como siempre ha sucedido, en esos tiempos también sufrían los estragos de los movimientos de tierra. Por ejemplo y para darnos una idea de cómo se vivía esto en el México antiguo, encontramos referencia en los Anales de Tlatelolco, la relación histórica más antigua en lengua náhuatl, en donde aparece la primera descripción de un movimiento de tierra en México y ahí dice que, en 1455, se dejó testimonio de ello de esta forma: “… hubo también terremoto y la tierra se agrietó y las chinampas se derrumbaron; y la gente se alquilaba a otra a causa del hambre”.

TLALOLLIN SIGNIFICADO Y DESCRIPCIÓN
En el México prehispánico, según cuentan los que saben que, el glifo temblor de tierra se forma con el glifo ollin que significa movimiento y el glifo tlalli, que significa tierra. El primero de ellos se representa con un círculo alrededor del cual aparecen cuatro aspas de colores que dan idea de movimiento. De esta manera, talli asociado a ollin, forman tlalollin, que significa “movimiento de la tierra o terremoto”. Resumiendo, “tlalollin”, es el símbolo o glifo que usaban los mexicas para referirse a los temblores, era un pictograma de una esfera, que, si era toda roja, quería decir, que el temblor había sido en el día, pero cuando el pictograma era la esfera con un ojo semi abierto, indicaba que el movimiento de tierra había sido por la noche.

EL SOL SE TROPIEZA
También hubo sismos fuertes en esa época, pero las casas eran de material ligero y las pirámides no se caían con los temblores, por la forma que tenían. La pirámide imita la forma de un volcán, con una base muy ancha. La fuerza de un sismo no basta para volcar un cerro ni una pirámide. Por lo que se sabe, la gente no les tenía tanto miedo a los temblores como ahora. Los sacerdotes decían que eran causados por el ollin, que es el movimiento de los astros. Temblor en náhuatl (como se dijo renglones arriba) se dice tlalollin, es decir, movimiento de la tierra. Por ejemplo, cuando Venus se ponía en el horizonte y luego reaparecía en el oriente a la mañana siguiente, explicaban que tuvo que caminar bajo tierra en plena oscuridad, y a veces se tropezaba: eso era un temblor. Los temblores eran muy fuertes cuando el Sol se tropezaba. Y cuando ocurría de día, bueno, hay astros incluyendo a la Luna, que se ponen en la mañana y reaparecen en el oriente al atardecer. Para esos tiempos, era una teoría tan buena como cualquiera otra y tenía su lógica.

EN LA ÉPOCA COLONIAL
Mas tarde, y con la influencia invasora ibérica en la colonia, los fenómenos naturales, como los sismos, eran entendidos como un castigo ejemplar del Divino que enviaba a los humanos pecadores, esto, al no comprender de que se trataba, se creí que era por un castigo, lo cual provocaba mucho miedo, y la gente se refugiaba y hacían lo que dijera la iglesia. Según Fray Bernardino de Sahagún, cronista novohispano, los sismos formaban parte de la conciencia colectiva de los mexicas y, por lo tanto, tenían una especie de código moral para actuar según sus creencias cuando se presentaba uno.

SI NO LO HACÍAN EL TEMBLOR SE LOS LLEVARÍA
En este escrito, más o menos uno se da una idea de cómo se comprendían estos movimientos de tierra por aquellos días y que se tenía que hacer al respecto: “Cuando tiembla la tierra, rociaban con agua todas sus alhajas, tomando el agua con la boca y soplándola sobre ellas, y también por los postes y los umbrales de las puertas y de la casa; decían que si no hacían esto, el temblor se llevaría aquellas casas consigo; y los que no hacían esto eran reprendidos por los otros; y luego que comenzaba a temblar la tierra comenzaban los gritos; dándose con las manos en las bocas, para que todos advirtiesen que temblaba la tierra. Luego tomaban a sus niños con ambas manos, por las sienes, y los levantaban en alto; decían que si no hacían aquello que no crecerían y que los llevaría el temblor consigo”.

HAY QUE ESTAR PREPARADOS E INFORMADOS
Interesante es conocer algo de lo que por aquellos años ocurría y como se comportaba la gente ante estos siniestros. Actualmente, aún no sabemos cuándo temblara y de que magnitud será, por lo mismo, creemos que la mejor forma de enfrentar este tipo de fenómenos, es estando informados con lo que digan las instituciones correspondientes, que son serias, objetivas, y no hacer caso a notas amarillistas sin fundamentos, ni difundir lo que ahí se diga, porque esto solo espanta y aterra a la población. Mejor, estemos listos e informados.

viernes, 7 de septiembre de 2018

DE LO EXTRATERRESTRE A LO PARANORMAL

INVESTIGACIONES PERSONALES
Roberto S. Contreras Esparza

Desde niño fui inquieto y muy curioso, al ir creciendo me hacía y formulaba preguntas sobre todo lo que veía y me intrigaba, creo que fue de esta forma que me adentre a querer saber más sobre ciertos temas anómalos, a conocer más sobre las otras realidades. Con el tiempo, conocí gente con los mismos intereses, grupos en donde se hablaba sobre estos temas, en donde para mí, todo era fantástico y real. Y así poco a poco me fui relacionando con este mundo increíble de los sucesos inexplicable. Cuando pude y se me dio la oportunidad, comencé a realizar lo que tanto deseaba, a salir y conocer, entrevistar, ver casos y lugares, a preguntar, y, sobre todo, a escribir y publicar lo que obtenía.

Con el tiempo y al realizar investigación de campo, entendí que lo que antes era mágico e inexplicable, ahora ya no lo era tanto. Me volví más agudo, más crítico, y, sobre todo, traté de no ser juez y parte cuando me adentraba a algún caso, de forma seria y objetiva. Ahora, que estos misterios están plagados de aficionados y gente que supone mucho e imagina de más, este tipo de pensamiento es fundamental. Ya con algunos años en estos temas, ahora puedo decirles, que solo hablo de lo que me consta, que trato de darle a la gente casos e investigaciones con los elementos en pro y contra, e información para que ellos mismos se formen un juicio y tengan un mejor criterio de lo que les presento.
Todos, en cierto momento podemos hablar de sucesos fantásticos e inexplicables que nos acontecen, todos sabemos relatos y leyendas que escuchamos o supimos en algún lado, siempre con un toque de misterio inexplicable. Pero ahora, trato de ofrecer un plus, la evidencia, ya que, por lo regular, busco y presento solo casos donde haya fotografías o vídeos, que también podrán ser aceptados o desechados, pero es la prueba máxima del involucrado. Y así, nos presentan su material, porque para ellos su encuentro con esa otra realidad fue real y su evidencia es la conexión paranormal con esas otras realidades.

En este libro, les presento una serie de casos, investigaciones que contienen misterios, sucesos increíbles y mucha historia. Son casos seleccionados de algo que me ha tocado ver y cubrir cuando salimos a hacer investigación de campo. Espero que les agraden, ya que se los presento de forma seria y objetiva, y esperando que, así como me sucedió a mí, queden sorprendidos y pensado sobre estos enigmas, al leer y conocer esta serie de interesantes investigaciones.

sábado, 28 de julio de 2018

MIENTRAS MORÍA

LOS EXTRAÑOS VIAJES DEL CEREBRO

La muerte es el misterio más grande de la vida y consciente o inconscientemente en cierto momento de nuestra existencia, todos llegamos a pensar y reflexionar sobre ella, lo cual ha hecho que, en algún rincón de nuestro cerebro, alberguemos una posibilidad de permanecer de alguna forma en algún otro mundo… Pero, ¿esto podría ser posible?, ¿quiénes somos?, ¿qué pasará conmigo al morir?, ¿quién fui antes de estar en esta vida?, ¿realmente hay un más allá?, ¿al morir veré a mis familiares que se fueron antes? Preguntas con tintes filosóficos que repercuten en nuestras cabezas tratando de obtener algún tipo de respuesta.

Tal vez usted, como yo, como mucha gente, en cierto momento ha sentido una sensación de no ser uno mismo, de sentirse ajeno y todo a su alrededor se le hace raro. Son extraños momentos que sufrimos y que nos hace sentir como que no somos de aquí. Ese tipo de sensaciones lo han sentido quienes sufren una muerte clínica, ellos que han regresado de esa otra vida. En este libro trataremos sobre ese estado especial de conciencia y su relación con nuestro cerebro, con nosotros, y trataremos de averiguar qué ocurre en la mente de esos viajeros cuando por algún accidente son lanzados a ese extraño plano.
Conoceremos algunos de los testimonios y vivencias de personas comunes que nos cuentan su experiencia, la forma tan distinta de encarar ese viaje, los lugares que visitaron, lo que vieron y sintieron. Son los puntos clave de esta obra que trata de dar un poco de claridad en este interesante tema, aprovechando las experiencias de estas personas que nos relataron su vivencia.

Y aunque sobre este tema ya se ha hablado y escrito mucho, nosotros no podíamos pasar por alto esos impresionantes testimonios de estas personas que repentinamente se vieron ante una experiencia de este tipo. Por lo cual, reunimos varios casos que hemos cubierto mientras llevamos a cabo nuestro trabajo sobre este tipo de realidades, y aquí se las presentamos para que usted conozca más vivencias de esa gente que nos relatan esos extraños viajes de su cerebro, mientras morían.

sábado, 14 de julio de 2018

DUENDES

NUESTROS VECINOS SECRETOS

Dentro de los temas de las otras realidades, el fenómeno que causan los habitantes del Buen Pueblo o Duendes, es fascinante y lleno de historias raras e increíbles. Pero si uno profundiza sobre su realidad comprendemos que entramos a un campo muy polémico, mágico y lleno circunstancias ilógicas. Gracias al trabajo que llevo a cabo (como reportero investigador), he ido tras sus rastros y los he buscado, aprovechando la información y evidencias que me da la gente común como usted y como yo, que han tenido un encuentro casual con estos seres escurridizos.

Hemos oído relatos de cómo se dio ese encuentro y el impacto psicosocial que dejo en ellos, los protagonistas. Una marca que acarrean de por vida y comienzan a ver a estos seres de forma distinta, pues ellos de cierta forma fueron los privilegiados de observar de algún modo a uno de esos habitantes secretos. Hay muchas dudas sobre ellos, la mayoría cree por fe, otros más los niegan y rechazan con burlas esta interesante posibilidad. Muy pocos los investigan y tratan de entenderlos, saber que son y de qué forma interactúan entre nosotros. Pero también hay quien solo copia, pega y se dice experto, repitiendo lo que vemos en los cuentos y películas. En mi caso, el trabajo me ha dejado platicar y conocer a muchos protagonistas que han visto Duendes, buscando, tratando de que sus testimonios me acerquen a comprender a estos seres diminutos.
De ellos he obtenido una buena cantidad de reportes y entrevistas que ahora, parte de ellas vierto en este libro para que toda esa gente que gusta y quiere saber más sobre los enigmáticos Duendes, conozca casos e investigaciones directas. Esto nos hace reflexionar y suponer, que tal vez sea un fenómeno muy diferente y que nos hable de una realidad secreta del hombre, por ello hay que seguir investigando. Regularmente al saber o toparnos con un caso de este tipo, la mayoría lo encasilla en ese contexto de “seres elementales” y dejamos de buscar otra viable explicación, quitándole la posibilidad a otro tipo de fenomenología.

Repito, es un tema muy interesante, polémico y complejo. En México la información sobre estos seres elementales por lo regular siempre nos llega de Europa y lo poco que aquí se escribe, se copia y pega. Por mi parte, aquí les presento una serie de investigaciones y entrevistas que he recabado a través de varios años. Al final con estos testimonios y después de discernir sobre ello, si logramos que usted piense un poco más sobre el posible origen incierto de los Duendes o lo que sean, y podamos hacer que usted haga conciencia sobre ellos, o tomen la invitación a investigarlos al leer este libro, creo que habremos cumplido nuestro objetivo.

EL MÁGICO CENTRO HISTÓRICO

DE MÉXICO TENOCHTITLAN

Siempre que iba y caminaba las calles del Centro Histórico de la Ciudad de México, me llamo mucho la atención detalles tan comunes como el que no haya cables eléctricos a la vista, las enormes casonas, los grabados y la gran cantidad de iglesias. Con el tiempo, comencé a buscar información, a conocer calles y lugares, pero en esa área siempre encontrabas más cosas y detalles que no están registrados o muy poco se sabe de ellos. Fue así, que cuando pude, entre y formé parte de todas esas personas que han escrito algo sobre tan especial lugar, publicando artículos y algún libro. Ahora, este nuevo ejemplar que usted debe de leer, es un intento más por dar a conocer un sitio sumamente especial, un lugar que por años ha estado lleno de sucesos increíbles e históricos.

Desde la fundación de la gran Tenochtitlan, hasta nuestros tiempos, tenemos una zona en donde han ocurrido hechos sangrientos, heroicos, subversivos, de liberación, alegría y amor. Diversas sensaciones que han envuelto a sus habitantes o a quien por ahí pasa y se toma un tiempo para ver y poder apreciar lo que ahí está depositado. Para nosotros, este interés por escribir y trata temas relacionados al Mágico Centro Histórico, no es nuevo ya que hace algunos años atrás publicamos una serie de investigaciones, sucesos y lugares poco comunes en un libro titulado: “El Centro Histórico Experiencias del Más Allá”, obteniendo agradables resultados ante el interés de la gente. Y sabemos, que se seguirá hablando, escribiendo y documentando este sitio tan relevante para todos los mexicanos.
En esta ocasión, nuevamente aportamos nuestra forma de ver, apreciar y conocer esa zona especial e invitamos a esas gentes que comparten el mismo interés. Porque soy de la idea, de que toda aquella persona que se sienta atraída por su historia, tiene como deber o gusto, conocer y tener en mente algo de lo mucho que fue su pasado. Lo enseñan en la escuela, en libros y aunque mucho de ello se nos olvida, al pasar o conocer los lugares históricos por donde esos importantes personajes ilustres vivieron o se desenvolvieron, nos damos cuenta de lo trascendente que fueron y como marcaron con ello lo que ahora somos.

Este libro, se suma a la gran cantidad de material que se ha creado para describir esa zona especial, en lo personal, aquí dejamos nuestro sello, y tratamos de dar a conocer nuevos aspectos que seguramente le serán de su agrado. Y es importante, especialmente para quienes habitan la Ciudad de México y sus áreas colindantes, ya que tienen la oportunidad de visitar y conocer lo que ahí aún se resguarda. Pero también es una invitación para el visitante que viene de fuera y desea saber más detalles peculiares sobre ese México antiguo. Si tomamos en cuenta el crecimiento desmedido de la ciudad, comprenderemos que reacomodo tras reacomodo, algunas áreas de este sitio se están perdiendo, desaparecen, por esa razón, hay que visitarlo. Por lo mismo lo invitamos a leer y conocer algo de lo que representa, nuestro Mágico Centro Histórico.

jueves, 17 de mayo de 2018

LA HISTORIA SECRETA DEL PANTEÓN DE SAN FERNANDO

LOS MASONES EN MÉXICO
La finalidad de este libro, es la de ahondar y tratar sobre un lugar del cual podemos destacar tres puntos importantes que debemos enfatizar y que aquí tratamos de mostrarles con esta investigación... (1) La trascendencia e importancia de un lugar que fue depositario de los restos de esos personajes relevantes de nuestra historia y que movieron al país con sus actos formando lo que ahora somos. (2) La relación de algunos de estos huéspedes, personajes destacados y su participación en una de las sociedades más polémicas, populares e importantes y que sigue vigente desde hace años por todo el mundo, los masones. (3) Y la posible e increíble manifestación, la evidencia (en interesantes fotografías) de espíritus o entidades que por lo que hemos averiguado, se dejan ver en ciertos momentos especiales e incluso se han podido ser captados en imágenes, como lo que les sucedió a estos protagonistas fortuitos, que lograron sin imaginarlo, obtener gráficas especiales entre las tumbas y nichos de un especial sitio, un panteón lleno de historia.
Estos sucesos, nos deja entrever la importancia de este lugar, por todo lo que ha acontecido en la zona, pero lo más importante, es que, aun está ahí, para visitarlo, para conocerlo, para sentir toda esa energía histórica aquí depositada, hasta para hacer investigación, para averiguar sobre estos personajes ilustres, para saber más de México y compartirlo con quienes nos preceden y poder prepararlos con información e historia nuestra, ya que ellos serán el futuro del país. Además, de que, este libro puede ser una guía para adentrarse y conocer más sobre este peculiar cementerio.
EN SAN FERNANDO, JULIO DEL 2005

Y sin la intención o pretensiones, de que esta obra fuera un profundo tratado de la masonería o de cada uno de los ilustres históricos que ocupan tan trascendente cementerio de San Fernando, si procuramos presentarle un libro fácil y ameno, una guía, con interesantes detalles y otros aspectos a comprobar, para que de esta forma fomentemos el interés por este singular sitio, ya sea en lo personal o entre familiares y amigos. Y ya la profundidad, puntos de vista e interpretaciones dependerá de cada uno de nosotros.

lunes, 9 de abril de 2018

HAY UNA ENTIDAD EN EL PANTEÓN

¿DUENDES O SERES DIMENSIONALES?
Por Roberto S. Contreras Esparza
Al tratar los temas de las otras realidades, esporádicamente nos llegan casos con material como videos o fotografías, en ocasiones una foto basta y nos hacen pensar, reflexionar, pero, sobre todo, indagar que sucedió ahí. Hay casos muy raros, llamativos, y aunque la mayoría son malas interpretaciones, ocasionalmente si hay material para hacer una buena investigación. Este es uno de esos reportes, por la forma en que se dio. Trata sobre una extraña imagen que se captó dentro de un cementerio que fue tomada el 19 de julio del año pasado por la señora Rosa, quien nos cedió la imagen y nos dio todos los datos que ella recuerda sobre esa tarde, en que, sin imaginarlo, capto lo que podría ser una “entidad o duende”. Agradeciendo el tiempo y atención de la señora Rosa López, esto fue lo que nos relató:

FUI AL CEMENTERIO A BUSCAR UN SITIO MILAGROSO
“El día 19 de julio (2017) llegue al panteón acompañada con un familiar con el propósito de visitar una tumba importante que está ahí, se me dificulto hallarla pues sobre ella se cuentan varias cosas extraordinarias, además de que es milagrosa a consecuencia de quien está ahí sepultada y fuimos a verla (http://cparanormal.blogspot.mx/2015/05/la-milagrosa-monja-del-cementerio.html). Por fortuna logramos dar con esa tumba e hicimos lo que teníamos pensado ante ella, para después y con algo de tiempo, visitamos otra área del cementerio. Nos llamó la atención pasar por una zona en donde sentí algo raro, como angustia, inquietud y hasta un leve dolor de cabeza me dio ahí. Creí que era solo yo, pero mi acompañante también sitio algo parecido. Cabe mencionar, que era muy marcada la sensación en esa zona, porque se veía sombrío y hasta frio. Rápidamente pasamos esa área y continuamos nuestro camino. Mas adelante encontramos un sitio que tiene un antiguo drenaje en donde había muchas tumbas abandonadas, muy antiguas. Fue ahí que tomamos varias fotos con un celular, el sitio tenía una belleza lúgubre, había algo llamativo e hicimos un par de tomas, como un simple recuerdo de ese lugar especial del susodicho cementerio”.

PARECÍA UNA TARDE NORMAL
“Continuamos nuestro camino y ya todo fue normal, no tuvimos inconvenientes y salimos de ahí. Lo extraño vino cuando después revisamos las fotografías. Pues en una de ellas se nota perfectamente un pequeño ser, o por lo menos eso nos parece que nunca vimos. Revisamos y ampliamos la foto y está muy detallado, hasta parece traer algo que simula “alas”, o sale de una como puerta. O tal vez es nuestra imaginación acelerada. Lo hemos mostrado a familiares, amigos y hay comentarios de todo tipo, desde que puede ser cualquier cosa, como basura o un tipo de forma humanoide, hasta quien nos ha dicho que es un duende, un ser dimensional e incluso un extraterrestre. Yo no sé si esa extraña sensación que tuvimos en el panteón tenga que ver con eso, o sea por la visita a la tumba de la religiosa Carolina. Lo cierto es que después de ver las fotos, reflexionamos sobre lo ocurrido ese día, de ahí que recordamos bien partes de lo que sucedió y como fue nuestro recorrido, pero no sé si por eso pudimos captar a esa extraña entidad, lo que si se, es que esa tarde fue rara, como mágica, especial, porque salimos de ahí cansados y desganados. Cabe mencionar, que regresamos días después a ese sitio donde estaba ese “hombrecito” de la foto, para revisar si no era basura, plantas u algo que nos hiciera o diera esa forma en la toma, porque nos quedamos con la tentación, pero no había nada. De ahí la decisión de mostrar y compartir esta fotografía”.

OCASIONALMENTE LLEGAN FOTOS MUY INTERESANTES
Interesante el relato de la señora Rosa López, que, al darnos la fotografía (como acostumbramos) se analizó y compartimos con otros compañeros. Cabe mencionar que este tipo de imágenes, las recibimos constantemente, no tan nítidas, pero nos llegan. Ahí evaluamos el trasfondo e historia de cómo las captaron y desechamos la mayoría de imágenes por falta de evidencia o porque logramos explicarlas. Y aunque algunas personas como que no les agrada que averigüemos que sucedió, pues ellos ya tejieron una historia fantástica entorno a ellas (las fotos), nosotros les decimos lo que es y si lo aceptan o no, allá ellos. Y así nos adentramos a indagar sobre esta fotografía de la señora López.

CON POSIBLE ORIGEN EXTRATERRESTRE
 
Cabe destacar que entre los comentarios que se nos dieron para saber o tratar de entender que había en la imagen, se nos mostró un dibujo de un caso del tema OVNI ocurrido en los Estados Unidos, en donde una señora y su familia mantuvieron un encuentro con seres muy similares a los retratados por la señora López, y aunque para mí solo es una coincidencia, aquí les dejo parte de ese extraño encuentro y el dibujo de tal suceso, muy sonado dentro de la casuística OVNI por aquellos años en la Unión Americana.

EL INCREÍBLE ENCUENTRO DE BETTY ANDREASSON
La noche del 25 de enero de 1967, en la ciudad de Ashburnham del sur, en Massachusetts, Estados Unidos, la señora y ama de casa, Betty Andreasson, de 30 años de edad, se encontraba en la cocina de su casa preparando los alimentos mientras que sus siete hijos, su madre y padre, se encontraban en la sala viendo el programa “Bozo, el payaso” en la televisión. De pronto, a las 6:30 pm, las luces de las casas comenzaron a parpadear. Luego, una luz rojiza, ingresó a través de la ventana de la cocina. Entonces, se apagaron las luces de la casa. Los niños se asustaron y Betty fue a tranquilizarlos. Su padre, mientras tanto, corrió a la cocina para ver a través de la ventana, la fuente de la inusual luz roja. Fue en ese momento, que vio cinco seres extraños que se acercaban a la casa, con un caminar raro, como si dieran pequeños saltos. Según Betty, su padre creyó en ese momento que se trataban de niños disfrazados de astronautas, como si estuvieran en Halloween. Antes de que pudiera reaccionar, vio que los seres se desviaron rumbo a la puerta de madera. Luego, estos seres ingresaron a la casa sin ningún problema. Al hacerlo, toda la familia, quedó como una especie de estado de suspensión animada. Todos menos Betty. El caso fue muy mencionado en su tiempo por los especialistas. Tiempo después, cuando la señora Betty pudo describir en un dibujo a los seres que la visitaron, se conocieron las características de eso pequeños humanoides.

¿Y SI SON DIMENSIONALES?
Extraño e interesante el caso de la señora Betty, pero no creo que el suceso que nos ocupa tenga algo que ver con los extraterrestres, pero sigamos averiguando posibilidades. También se buscó el origen dimensional de ese ser que aparece en la foto. Recordemos que, aunque eso de las otras dimensiones es solo teórico, la física nos habla de los Multiversos de las branas, ahí hay una gran posibilidad para estos otros entornos. Probablemente ese o esos otros sitios únicos, son aquellos que las antiguas religiones siempre nos han estado señalado, ya sea el Edén, el Nirvana, el Paraíso, Limbo, o incluso el mismo Infierno, son sitios que están en algún lado y que podremos visitar al morir, en esencia y de forma etérea. Y de ahí salen estos seres que captamos ocasionalmente en fotografía o vídeo. Para ampliar esta interesante teoría, usted puede visitar este enlace y conocer mas al respecto (www.cparanormal.blogspot.mx/2017/08/seres-dimensionales-entre-nosotros.mx)

EL MUNDO FEÉRICO Y SU RELACIÓN ENTRE NOSOTROS
¿Pero si es un Duende? Recordemos que al revisar y conocer la manifestación de los seres feéricos entre Duendes, Hadas, Chaneques, Elfos, Trolls, Aluxes, Gnomos y demás seres mágicos que todas las leyendas y tradiciones del mundo aseguran cohabitan entre nosotros, también ahí nos podemos dar cuenta que cada cultura, cada uno de estos personajes tiene características muy similares, en donde cambia, y por obvias razones su descripción e interpretación adecuándose a la zona donde se aparece, pero todos los describen como seres que vienen de otra realidad y con cierto interés hacia nosotros y cualidades que ante uno podrían ser mágicas. Lo cierto es que también ahí encontramos a esos seres dimensionales que, al parecer, siempre han estado entre nosotros.

DUENDES Y EXTRATERRESTRES EN MAGONIA
Magonia es una ciudad legendaria del folclore medieval. Según se decía, este lugar se alzaba entre las nubes y era el hogar de feroces marineros aéreos llamados “tempestarios”, capaces de producir vientos y tormentas a voluntad. Curiosamente y adecuándose a nuestros tiempos, a inicios de los años setentas la cultura popular moderna, el concepto de Magonia es a veces relacionado con el fenómeno de los objetos volantes no identificados. Jacques Vallée, físico e investigador, fue uno de los primeros divulgadores en utilizarlo, en su libro de 1969 Pasaporte a Magonia: del folclore a los platillos volantes. En esta obra, densa y con cientos de casos, había dos partes bien diferenciadas. En la primera, el autor nos trataba de explicar las similitudes entre los modernos casos de OVNIs y sus tripulantes en conexión con las antiguas historias de duendes, elfos y maldiciones diversas que siempre han acompañado al hombre. Según Vallée varió la interpretación en cada época, no el fenómeno.

TAL VEZ SOMOS UNA REALIDAD DE MUCHAS
Les hemos llamado fantasmas, demonios, entidades, descarnados, ángeles, genios, duendes, espíritus dioses y hasta extraterrestres y se nos presentan como nosotros queramos, o los conceptuemos en nuestra mente. Mirando la evidencia, la fotografía de la señora Rosa López, podríamos suponer que capto algún ser que por circunstancias que no sabemos aún, se dejan ver ocasionalmente. Esa atrayente posibilidad de que hay algo más allá, otros planos, sería como aceptar que hay vida extraterrestre y las dos posibilidades son extraordinarias. Estos habitantes de esas zonas X, nos envían innumerables señales sobre su presencia, que no hemos podido comprender e interactúan con nosotros de alguna forma la cual por ahora desconocemos y solo los intuimos. Lo que tomo la señora López, bien pude ser un extraterrestre, un duende o un ser dimensional, o tal vez solo sea un caso más de una llamativa pareidolia… ¿No cree usted?

sábado, 24 de febrero de 2018

DON PEDRO FERRIZ SANTACRUZ, UNA EXPERIENCIA PERSONAL

HABÍA UN MONJE MATERIALIZÁNDOSE
Por: Roberto S. Contreras Esparza
Queridos amigos, los voy a llevar, a la sala de a casa de la clase media de la Ciudad de México en 1927. Había llegado mi abuelo de Piedras Negras, Coahuila, con su familia, sus hijos, acaso también su segunda esposa, doña Félix, y algunos de mis tíos, que eran menores que yo. Era por la época de reyes, casi podría jurarles que la noche anterior a la llegada de los Santos Reyes, es decir, el 5 de enero por la noche. Estamos hablando de una época posrevolucionaria. Todavía estaban por suceder la revolución, la rebelión de Cedillo y, desde luego, la guerra cristera. México todavía no estaba en paz; la gente que venía de Piedras Negras hacía tres días y tres noches, porque debía hacer muchas paradas en el camino. Llegó mi abuelo y nadie pensaba en irse a algún hotel, sino que mi madre, cuando llegaban parientes, simplemente bajaba colchones de cada cama, y las visitas y los muchachos se dormían sobre ellos en el piso, mientras que las personas mayores se acomodaban en las camas de las otras recámaras. En una de ellas estaban dormidos mi mamá y mi papá y tal vez mi hermana Lucha, la más pequeña; en otra recámara estaba mi abuelo posiblemente con su esposa y su hijo el menor, y en la sala algunas de mis tías pequeñitas, y mi hermano y yo. Mi hermano debe haber tenido unos 4 años y yo 6, pues ya estaba en el kinder Herbert Spencer en la primera calle de Guerrero, justo enfrente del jardín de San Fernando.

ERA UNA NOCHE ESPECIAL DE REYES MAGOS
Había una cierta emoción entre los niños esperando la llegada de los Santos Reyes. No dudo en mencionar esto para que se evalúe la emoción que yo pude haber tenido, y que tal vez me predispusiera a tener una visión fuera de la realidad. Pero yo estoy absolutamente seguro de lo que les voy a narrar. Era totalmente independiente de mis emociones y de la noche que estábamos viviendo. Cenamos una merienda frugal. En aquellos tiempos una cena o desayuno de la clase media consistía en café con leche, pan a discreción y unos frijolitos ya fueran de la olla o refritos, adornados como se usaba con tantito chipotle, queso, aceite de oliva y orégano. Nos fuimos a acostar después de que nuestras respectivas mamás nos hicieron lavar la boca y ponemos cada quien su pijama; todavía dimos un poco de guerra y estuvimos emocionados con la llegada de los Santos Reyes —lo cual verdaderamente debe haber puesto en un problema a mi señor padre y a mi señor abuelo, pues las cosas no estaban muy boyantes que digamos—; y justo es mencionar que los reyes se portaron a la altura (tal vez con el sacrificio de nuestros padres), pues no faltó la muñeca, el carrito y los juguetes que en aquellos tiempos no se decía que eran de fayuca, pero sí de importación; unos cochecitos de cuerda, un osito que lloraba, un perrito que brincaba y cosas por el estilo. Las pelotas, los globos y los adornos navideños se mezclaban con los juguetes que presidía un hermoso triciclo propiedad de todos los niños que esperábamos tan ansiosa mente la llegada de los Reyes Magos.

ERA UN PEQUEÑO MONJE ENCAPUCHADO
A las nueve de la noche, pienso yo, los niños comenzamos a dormimos, y no habían transcurrido unas tres horas y media, yo calculo, a la media noche o un poco después, de pronto sentí un calor muy intenso y como chispas que salían del centro de la habitación. Estoy absolutamente seguro de que desperté. (Los mayores tenemos siempre la tendencia a creer que los niños son más tontos de lo que en realidad son; los niños piensan tan maduramente como un adulto, sólo que les falta la experiencia). Y yo tenía la suficiente experiencia para saber cuándo estoy dormido y cuando estoy despierto; y estaba absolutamente despierto y temeroso; pues lo que vi, en el centro de la habitación, profusamente iluminada, era un pequeño monje encapuchado, blanco, tan blanco como nunca había yo visto a una persona.

OJILLOS AZULES QUE BRILLABAN INTENSAMENTE
Con una barba rala pelirroja y unos ojillos azules que brillaban intensamente; su capucha no me dejaba ver el color de su pelo, pero el monje ya era una persona mayor, no era un hombre maduro, ni joven ni mucho menos, era grande, no un anciano, pero sí un monje mayor, aunque no de tamaño: era un hombrecillo pequeño, magro, es decir delgado en su cuerpo, con una sotana café y, lo recuerdo muy bien, le sobresalían los dedos de los pies, muy blancos, de una especie de huaraches. El monje veía a su lado derecho, es decir al lado izquierdo mío. Miraba con una profunda atención, no con tristeza, ni con alegría, ni con júbilo. Simplemente miraba con atención. Yo trataba de despertar a mi hermano que estaba juntito a mí, pero me daba miedo que el monje se diera cuenta de que yo estaba despierto. Sin saber, yo creí que lo más conveniente era no hacer movimientos, ni hablar, ni despertar a nadie. Podía haberme levantado, pero estaba verdaderamente paralizado por el miedo. No le avisé a mi hermano, me volteé al otro lado de la habitación, donde se suponía que estaban alguno de mis tíos y dos de mis tías, las mayores, que tendrían más o menos mi edad.

DIOSES, DEMONIOS Y OVNIS
La aparición duró algún tiempo, yo luchaba para no quedarme dormido; el monjecillo miraba fijamente y yo lo veía a él. Casi puedo decirles que ni parpadeaba siquiera, ni él, ni yo. Ahí estaba él frente a este grupo de niños, yo, el único despierto, con sus ojillos azules mirando a su derecha, dirigía su mirada fija, atentamente sin revelar ninguna emoción. Ése es el caso tal cual, y cuando les platiqué a mis padres sonrieron benévolamente, como creyéndolo un sueño de un niño que había estado esperando la llegada de los Reyes Magos. Pero yo me desesperaba, incluso me enojé, porque no me creían, y dije: no fue un sueño, yo estaba viendo a un monje, además no era Santo Rey, tal fue mi argumentación infantil, era un pequeño monje ya viejo con ojos azules y barba entrecana pelirroja, con su capucha puesta; y todos decían: "Sí, sí te creemos", pero yo sabía que en el fondo no me creían. Pasaron muchos años, y algún día, en San Antonio, cayó en mis manos un libro que se llamaba "Gods, Demons and UFOs" (Dioses, demonios y OVNIs) de Erik Norman, en este libro hay algunos casos de conductores, en la zona de Caterham en Inglaterra, se espantó cuando ocho individuos encapuchados corrían a lo largo de la carretera el 28 de julio de 1963. De acuerdo con los informes de los noticieros, sus acciones fueron silenciosas, extrañas, desusadas.

SON REPORTADOS EXTRAÑOS SERES
Hay apariciones frecuentes de seres vestidos de monjes en aquellas áreas en que la actividad de OVNIs es fenómeno corriente. En algunos casos, se les ve caminar a lo largo de carreteras abandonadas, en otros invaden las casas de los observadores, e incluso existen los que espían silenciosamente desde las ventanas. Algunos llevan capuchas, otros no. Hay un caso interesante, en 1968 en Nebraska. Recibimos información de un granjero que vivía en Utica, Nebraska, que había experimentado algo verdaderamente insólito en su aparato de televisión. Después de varias pistas equivocadas el investigador logró encontrar al hombre en cuestión y entrevistarse con él en la mesa de un café. Relató lo siguiente:

MONJES EN DONDE HA HABIDO
APARICIONES DE OVNIS
"Me contó la extraña historia de que había contactado con él una figura encapuchada a la manera de un monje, desde la pantalla de su televisión. Mi esposa y los niños se habían ido al pueblo aquella noche porque había una ceremonia en la iglesia. Yo había trabajado en el campo y después de hacer algunos trabajos domésticos, saqué una cerveza de la nevera y me fui a ver un poco la televisión. Algunos instantes después de haber encendido el aparato, la imagen normal fue remplazada por la de un encapuchado de aspecto muy divertido, me dio la impresión de que iba vestido como los monjes hace tiempo. Casi salté de la silla cuando el desconocido pronunció mi nombre. Me dijo que yo había sido seleccionado para resolver los problemas del mundo. Mi misión consistiría en escribir cartas a la gente del gobierno pidiéndoles que detuvieran los experimentos atómicos. El tipo aquel me dijo que la actividad del aire era excesiva, y añadió así mismo que no debía usar DDT u otros productos químicos tan fuertes en los plantíos porque una poderosa cantidad de residuos se estaba acumulando en los ríos y en los océanos, terminó diciendo que alguien se pondría en contacto conmigo." (Debo decirles que, en el caso de mi pequeño monje, en el año de 1927, no había televisión, desde luego.) Los casos de monjes en los lugares donde ha habido apariciones de OVNIs se suceden a lo largo de los relatos de diversos investigadores; en mi caso no había ningún otro OVNI, por lo cual, no tiene nada que ver con esto, que sucedió en la calle de Zaragoza 120 en la Ciudad de México en 1927. El caso de mi pequeño monje lo he tenido siempre conmigo, y es la primera vez que lo narro.

sábado, 20 de enero de 2018

A 18 AÑOS DEL OVNI DEL 14 DE FEBRERO

ROBERTO S. CONTRERAS ESPARZA
EN LA VOCACIONAL No. 8
En el año 2000 un objeto de origen desconocido llego a una de las metrópolis más grandes del mundo, sobrevoló varias colonias y bajo en una escuela para estar por varios minutos ahí. Este suceso se le recuerda como el OVNI que bajo en la delegación Azcapotzalco, el OVNI del día del amor, y ha quedado en los anales de la investigación en México como uno de los principales sucesos con relevancia a nivel mundial… A 18 años de tan espectacular avistamiento, este 14 de febrero de 2018, nuevamente en la Vocacional No. 8, Conexión Paranormal, tu vínculo con lo inexplicable presenta al investigador Roberto S. Contreras Esparza para tratar y ahondar en torno a ese enigmático suceso, con testimonios, evidencia y datos que fueron recabados en su momento desde el lugar de los hechos, con información directa, seria y objetiva.

Agradeciendo la oportunidad de volver y presentarme en el C. E. C. y T., la Voca 8. Una experiencia interesante, resultado de un caso OVNI trascendente. Gracias a quien me acompañó e hicieron posible esta plática conferencia.

lunes, 15 de enero de 2018

¿ENERGÍAS EN EL EQUINOCCIO?

LA MALA INTERPRETACIÓN DE NUESTRO PASADO
Roberto S. Contreras Esparza
Tenemos dos equinoccios en el año, estos ocurre el 20 o 21 de marzo y el 22 o 23 de septiembre. En los equinoccios el día tiene una duración igual a la de la noche en todos los lugares del planeta y es cuando ocurre el cambio de estación anual contraria en cada hemisferio de la Tierra. Pero, ¿por qué en México se le da más importancia al equinoccio de primavera? Tal vez porque se sabe que nuestros antepasados celebraban este día especial por su siclos agrícolas y sucesos relevantes de su calendario. Esto ha dado pie para que muchos personajes, que dicen seguir las tradiciones mexicanas con usos y costumbres como deberían de ser y pregonan, solo deforman, he inventan lo que ellos entienden y quieren cuando supuestamente leen los escritos e historia de nuestros antepasados, modificando poco a poco su realidad.

¿LLENARSE DE ENERGÍA?
Estos personajes, líderes de Calpullis y centros holísticos (que nada tiene que ver con nuestra real mexicanidad) promueven y alientan a las personas y sus agremiados para que como enajenados acudan en el equinoccio de primavera a las zonas arqueológicas, a levantar las manos y de preferencia, a las meras 12 del mediodía y así (según sus ideas) llenarse de “energía”. Pero, esto es una real y soberana mentira, eso no es cierto y no hay donde diga que nuestros antepasados hacían tales cosas que rayan en lo ridículo, y lo que realmente hacen es, dañar y dejar basura en esos sitios que por su significado debemos de cuidar.

EXTRAÑA GENTE QUE SOLO UTILIZA NUESTRA MEXICANIDAD
Esto ocasiona que esos personajes tipo hippies (hippies-tecas), los seguidores del new age, grupos holísticos, exotéricos, supuestos chamanes, videntes, brujas, agoreras y adivinos, etc., usen ese día para sacar provecho, hacer reuniones y dar rienda suelta a sus raras y moldeables costumbres (por ellos) asegurando que son los dignos representantes de nuestras raíces. Otros más, llegan a esas ruinas arqueológicas con atuendos pulcramente de color blanco en medio de oraciones y profundas meditaciones celebran lo que ellos creen son ceremonias “sagradas”, “energéticas”, para estar en paz con la divinidad, con el Universo, no importa si el equinoccio entro días u horas antes o horas después, ellos llegan con esa idea a realizar sus mezclas rarísimas de otras religiones que nada tiene que ver con lo nuestro.

LOS FALSOS LÍDERES ESPIRITUALES
Y así, ese día equinoccial, es el momento en que los líderes chamanicos y espirituales con sus grupos, obtienen reconocimiento (y mucho beneficio), al instar a sus pupilos guerreros en medio del humo sagrado y canticos en dialecto nahuatlaca, con danzas que son algo así como zumba prehispánica a invocar a los dioses y a rendirles culto... Pero yo sigo preguntándome, ¿de dónde sacaron eso?, ¿porque van a sitios arqueológicos a levantar sus manitas?, ¿porque creen en este tipo de extraña y falsa modas? Hay agrupaciones que sí, tratan de seguir en forma la tradición, pero son pocos, la mayoría van como borregos sin saber realmente por qué están en esos sitios sagrados, tal vez, tratan o buscan ser parte de algo.

UNA GRAN FARSA EN NOMBRE DE NUESTRA MEXICANIDAD
En fin, es un gran pretexto, una moda y beneficio para quien tiene grupos y centros holísticos y diversión para otros. Pero si realmente quieren apreciar nuestra cultura, no es haciéndolo levantando las manos y de blanco, entre canticos “sagrados”, con delirantes danzas y humos aromáticos a la primavera, no. Apreciar a nuestra cultura es saber sobre ella, leer, consultar a especialistas, visitando museos y zonas arqueológicas, conociendo y valorando lo que fueron esas grandes culturas que tuvimos en México.
Y si realmente quieren llenarse de energía, les sugiero vayan a un buen puesto por unos ricos tacos… ¿No cree usted?