loading...

martes, 8 de marzo de 2011

PLATICANDO CON RENE MEY

SANANDO DESDE LA LUZ
Por: Roberto S. Contreras Esparza

El cerebro, ese poderoso órgano que tenemos por el cual sabemos tantas cosas y aun desconocemos su funcionamiento continua siendo un enigma para nosotros, para la ciencia. Por medio del cerebro creemos que la percepción que tenemos del mundo exterior es la correcta. Creemos lo que estamos mirando. Pero también hay quien asegura que lo que llamamos existencia es solo una interpretación, vivimos una realidad virtual creada por nuestra mente, es decir, esta vida que captamos objetiva solo es una más de las creaciones del mismo cerebro.

Por lo mismo, se dice que el 95 por ciento de las enfermedades son causadas por nuestra mismo cerebro, son males psicosomáticos y a consecuencia de esto, la misma mente los puede curar, apoyada en alguna técnica, por fe religiosa, placebo o creencia en algún tipo de imágenes, amuletos o fetiches, de ahí que a este tipo de curaciones se les considere mágicas, misteriosas e incluso milagrosas. Pero al parecer, todo estas ahí, en la mente... En este reportaje les presentaremos a un personaje que al parecer, rompería el concepto de las ciencias establecidas por lo que esta realizando, por los milagros y todo lo que se dice sobre el.

¿QUIÉN ES RENE MEY?

Nos referimos a Rene Mey, un activista social que cuenta con la Fundación René Mey donde ha llevado acabo proyectos gubernamentales y altruistas al servicio de los más. En nuestro país impulsó el proyecto “Niños de la Tierra por México”. Hombre de origen francés que también ha sido atacado y acusado de varias agravantes y que incluso estuvo en la cárcel... Pero Rene es mas que eso, es un sanador que afirma convivir con los ángeles, que puede ver a través de las personas, se dice que recuerda episodios cuando estaba en el vientre materno y de vidas anteriores, transportar su presencia a lugares lejanos donde otros lo pueden ver y tiene el poder de curar, de sanar a la gente con sus manos. Este hombre ha llegado a nuestro país para ofrecer ese Don que lo caracteriza, ese toque misterioso para que de forma altruista tienda su mano, su energía para mejorar la vida de quienes lo buscan... Acompáñenos, conozca un poco mas sobre lo que hace, sobre todo eso que se dice entorno a el, y así podrá tener una mejor opinión, si estas sanaciones son de la mente o provienen del algún toque mágico y divino.

PLATICANDO CON RENE

R .S.- Es un placer saber estar aquí y saber que está usted haciendo estas cosas ahora que hay más difusión por la película, para Conexión Paranormal, ¿qué le ha dejado esta experiencia?
RENE MEY.- Ayudar a la gente, poder abrir más las conciencias, nada más.

R. S.- ¿Cuándo es o en qué momento se da cuenta de que usted puede hacer esto?
RENE MEY.- Nací así, no me di cuenta, no me pregunté nunca.

R. S.- ¿Hay más gente como usted?
RENE MEY.- Si, espero que si, en el mundo si, espero que sí. Creo que haya otro o no, no es importante. Creo que es el camino que abrimos, el ejemplo que damos, que otros pueden seguir, eso es lo más importante. El trabajo que elegimos con la película es abrir un camino, abrir una puerta a un nuevo estado de conciencia que otros van a seguir. Y la diferencia es que va a tocar a miles de personas.

CREO QUE LO QUE LLAMAMOS OSCURIDAD ES MÁS LA IGNORANCIA

R. S.- ¿Me imagino que usted está preparado para todo este movimiento porque si antes no sabían de usted la película los ha encaminado? Eso es bueno para usted porque sé que han dicho que se va a retirar.
RENE MEY.- Me retiro de la sociedad es verdad, no tengo mucho contacto en este momento, retirarme es cortar los puentes con la sociedad para ir a buscar más fuerza, para estar seguro de no cometer errores, retirándome de la sociedad y nada más salir para sanar a la gente, o para entrevistas a veces estoy seguro de proteger este camino de ayuda.

R. S.- ¿Cómo encara el lado oscuro que se le ha presentado?
RENE MEY.- No creo en la oscuridad, nunca he creído. Creo que para que exista el mundo, todo debe de existir, si hay un arriba hay un abajo, si hay una derecha hay una izquierda. Creo que lo que llamamos oscuridad es más la ignorancia, el poder. Para mí la oscuridad existe nada más en el pensamiento, en la mente humana, cuando ayudas a la gente. El diablo estaba en todos lugares hablábamos mucho del diablo, creímos en él, hoy no, nadie habla del diablo porque no creemos en él, es igual, creo que lo que llamamos la oscuridad reside en cada mente humana, hay que, creo que hay que abrir la puerta dando un ejemplo para que otros sigan el camino.

R. S.- Yo me refiero también a los ataques, a las calumnias que ha tenido.

RENE MEY.- ¿Yo? No me importan los ataques, está bien, el más grande testigo será la humanidad. Después de que haya ataque o no, cuando tienes una verdad adentro de ti no tiene importancia. Y más, el ser humano constituido de una manera consciente de lo que llamamos la oposición. Es la diferencia con los animales, los animales no critican lo que hacen, el humano si puede criticar lo que hace, es su único camino para evolucionar. Por eso los animales casi no evolucionan pero los humanos sí. Está muy bien, la oposición es muy buena.

¿QUE HAY PARA EL 2012?

R. S.- Señor, usted ha tenido un concepto de Dios muy especial ¿cómo seria Dios?, ¿qué es Dios?
RENE MEY.- Si hablamos de Dios, hay que hablar de armonía, hablar de amor, entonces sí debería de responder diría... ¿Has alguna vez amado en tu vida?, me vas a decir que si, entonces, encontraste a Dios. Un día sentiste un sentimiento de gracia, si lo sentiste, entonces hablaste con Dios. No se puede hablar con palabras con Dios, es un sentimiento, si se debiera describir a Dios, diría es un sentimiento muy grande, muy profundo, que tiene también una acción sobre la materia.

R. S.- Nosotros estamos temerosos por el 2012, ¿qué va a pasar?, ¿cómo ve usted esa fecha tan mencionada últimamente?
RENE MEY.- Unos problemas por dos razones, primero, hay un alineamiento de planetas, está concentrando su energía en la Tierra, entonces, crea modificaciones, porque la Tierra, el planeta evoluciona como un cuerpo, entonces, crea modificaciones, es normal, es natural. El segundo punto es que el humano participa emocionalmente a la evolución de la Tierra, o a la destrucción la degradación. Estos dos puntos constituyen a 2012. Pero sé que Dios ama a los hombres, la humanidad no va a desaparecer y la vida va a seguir. Aun si vamos a ver algunas catástrofes, todo va a salir bien.

MÉXICO ES UN GRAN PAÍS

R. S.-
Para finalizar, para la gente que lo va a leer, lo va a escuchar… Que le diaria para México.
RENE MEY.- Diría que México es un gran país y creer en los ángeles es una prueba de inteligencia, por que creer lo que vemos no te pide muchos esfuerzos, pero creer algo que no se ve, que se siente nada más, se necesita tener algo grande al interior. Creo que en México residen grandes hombres, grandes mujeres que son un ejemplo para mí, porque creen. Es la nueva inteligencia que está naciendo, no es intelectual, es una inteligencia emocional.

R. S.- Muchas gracias señor.

HAY QUE TENER CUIDADO A QUIENES LE CREEMOS

Interesante entrevista, que aunque breve se dejo ver parte de lo que es Rene Mey, un sanador que recorre varios lugares de nuestro país para tratar de ayudar, de llevar su mensaje y lo que el y mucha gente afirman, salud, sanacion y bienestar para toda esas personas que lo necesitan. A estas alturas y con el constante bombardeo de información holística, esotérica, de sanadores, de productos milagro, es muy necesario saber, leer y comparar sobre lo que se nos dice, sobre las personas a las que vamos a confiarles nuestro cuerpo, nuestra mente, debemos ser mas exigentes y no creernos todo, ya que ellos, los verdearos personajes que han llegado para ayudarnos pasaran todas esas pruebas y seguirán ahí, siempre ahí, tendiéndonos la mano, ayudando sin interés, como ahora sucede con Rene Mey, el que convive con los Ángeles.

miércoles, 2 de marzo de 2011

LA NOCHE DE SAN JUAN...

ENERGÍAS MÁGICAS ACTUANDO EN LA TIERRA

Todos los años, el 23 de junio a las 12 de la noche, inicia un periodo mágico, por todo el mundo se realizan varios rituales para aprovechar las energías mágicas de la noche de San Juan. Pero… ¿de dónde viene esta magia?, ¿realmente hay magia a nuestro alrededor?

PREPARÓ A LA HUMANIDAD PARA LA LLEGADA DE JESÚS
Esta es una fecha en la que numerosas leyendas fantásticas son acordes al decir que es un período en el que se abren las invisibles puertas del “otro lado del espejo” que nos introduce al conocimiento del futuro y a las dimensiones mágicas de la realidad. Es la noche en que los entierros arden, el Diablo anda suelto y los campos son bendecidos por el Bautista. En la mañana, muy temprano la gente se lava el pelo y la cara con las aguas bendecidas, salen a dar un vespertino paseo a la luz de la Luna los seres femeninos misteriosos en torno a sus; las mujeres enamoradas sueñan y adivinan quién será el galán que las despose; las plantas venenosas pierden su dañina propiedad y, en cambio, las benévolas aumentan sus virtudes y es propicio para recolectar plantas medicinales en el campo. Los tesoros se remueven en las entrañas de la Tierra y las losas que los ocultan dejan al descubierto parte del mismo para que algún pobre mortal deje de ser, al menos, pobre. Todo se relaciona con San Juan el Bautista y el solsticio del 21 de junio. El 24, se celebra el nacimiento de San Juan, quien preparó a la humanidad para la llegada de Jesús. Su nacimiento ocurrió en una fecha muy cercana a un solsticio (de invierno para el hemisferio sur, y de verano para el hemisferio norte), lo que quiere decir que lo que está en juego son poderosas energías solares actuando en la Tierra. Durante esta noche mágica, usted podrá utilizar todos estos beneficios, que le ayudarán a mejorar distintos aspectos de su vida.

PERO… ¿POR QUÉ SAN JUAN BAUTISTA?

San Lucas narra en su Evangelio que María, en los días siguientes a la Anunciación, fue a visitar a su prima Isabel cuando ésta se hallaba en el sexto mes de embarazo. Por lo tanto, fue fácil fijar la solemnidad del Bautista en el octavo mes de las candelas de junio, seis meses antes del nacimiento de Cristo. (De hoy en seis meses, el 24 de diciembre, estaremos celebrando el nacimiento de nuestro Redentor, Jesús). Desde entonces se señaló esta noche como la de San Juan, que ha heredado una serie de prácticas, ritos, tradiciones y costumbres cuyos orígenes son inmemoriales en toda Europa y se han extendido por muchos pueblos de América. Lo paradójico del asunto es que el 24 de junio se celebra la fecha del nacimiento del Bautista, que en realidad no debería festejarse porque de los Santos siempre se recuerda el día de su muerte. En el Evangelio de San Lucas se cuenta que su padre, el sacerdote Zacarías, había perdido la voz por dudar de su mujer, Isabel, estuviera en cinta. Sin embargo en el momento de nacer San Juan la recuperó milagrosamente, como se lo había predicho el ángel Gabriel. Rebosante de alegría, la tradición religiosa dice que encendió hogueras para anunciar a parientes y amigos la noticia. Cuando siglos después se cristianizó esta fiesta, la noche del 23 al 24 de junio se convirtió en una noche santa y sagrada, sin abandonar por eso su aura mágica.