loading...

miércoles, 29 de marzo de 2017

UNA IMAGEN DEL MÁS ALLÁ

¿TELEPLASTIA O PAREIDOLIA?
Por Roberto S. Contreras Esparza
Hace ya algunos años, recibimos la invitación para ver y conocer un caso especial sobre la manifestación de una extraña imagen que daba pie a suponer y especular varias explicaciones muy llamativas sobre su posible origen. Era un caso que sucedió en la colonia Tacuba, en la Delegación Miguel Hidalgo, de la Ciudad de México, y quien nos invitó a ver esta “imagen”, es una señora amante por estos temas de las otras realidades, la Señora Carmen Sandoval con la que ya anteriormente me había mostrado varios casos muy interesantes y algunos de ellos hasta los publicamos. Pero antes de continuar con este caso, quisiera dejar bien claro que es una teleplastia y una pareidolia, con la intención de entender más que podría ser lo que aquí investigamos.

LAS TELEPLASTIAS
TELEPLASTIAS EN ESPAÑA
La teleplastia es la aparición por casualidad de formas o figuras más o menos reconocibles sobre una superficie, atribuidas a un supuesto contacto de estas superficies con ectoplasma. Podemos encontrar teleplastia en superficies de muros, suelos o paredes, tortillas, y en los lugares más extraños que uno pudiera imaginar. Para muchos esto deja dudas y no las consideran algo lógico y científico porque, desde el momento en que no puede demostrar la existencia de ectoplasmas, no puede demostrarse que unas manchas en ciertas superficies provengan de algún sitio del mas allá. Además, las formas reconocibles también se interpretan de forma bastante absurda.

LA PAREIDOLIA
La pareidolia, es un fenómeno psicológico donde un estímulo vago y aleatorio por una imagen, es percibido erróneamente como una forma reconocible. Un fenómeno psicológico de encontrar imágenes, figuras y caras, percibiendo formas familiares donde no las hay, siendo un juego muy común entre niños y adultos donde pasan el tiempo buscando figuras en las nubes o en algo tan común y cotidiano como unas simples sombras de una habitación. Es una condición psicológica que ocurre en el cerebro propiamente dicho que como en fase de un ahorrador de tiempo. También se relaciona a las experiencias religiosas el cual la percepción es lo que predomina, lo que no lo convierte en alguna condición patológica o relacionado a alguna enfermedad, en pruebas psicológicas son usadas las imágenes y las figuras son usadas para evaluaciones y test.

LA HISTORIA DEL SUCESO
Ya con estas referencias continuare con este caso que al verlo comprendimos de que podría tratarse, pero aquí está la historia (más o menos) de cómo se obtuvo esta imagen: Según se averiguo, que la familia había ido a Puebla y fue ahí donde la compraron, para festejar un aniversario de la hija, en esa cazuela prepararon mole, convivieron muy a gusto y al lavarla notaron que tenía una filtración y la dejaron escurrir y fue ahí cuando la abuelita nota la carita en esa parte de abajo. Se veía con cierta claridad un rostro que de inmediato los hizo pensar y especular sobre su origen a nuestros entrevistados. Mientras mas la veían más cosas pasaban por su mente, se lo contaron a familiares y vecinos, quienes con asombro también observaron ese rostro en la base de la cazuela.

¿ES UNA SEÑAL?
Se colocó a la cazuela en un sitio especial de la pared y ahí se quedó para que la gente la contemplara. Quienes la veían tomaban esto como un aviso, ahí se veía a un Santo, tal vez un familiar fallecido, y hasta podría ser un alma del más allá, además si uno se movían y de acuerdo al ángulo se distinguía otra forma, otra cara, cambiaba y se prestaba a la interpretación personal de cada observador. Al preguntar, amablemente se nos dijo que tal vez podría ser algún tipo de mensaje u algo que podría suceder a futuro, lo cierto es que este suceso, de alguna forma había cambiado la manera de pensar de los dueños y de quien llegaba hasta ese hogar a ver la extraña cara. Se colocó en un sitio especial en la pared, pues se consideraba que tenía que ver con algo positivo, religioso y que por algo llego hasta ahí. O también podría estar avisando sobre algo que vendría a futuro o de un tipo de misión por cumplir en ese hogar.

NUESTRA INTERPRETACIÓN ES MUY PERSONAL
Esto fue lo que averiguamos al indagar un poco sobre este singular caso, en donde es muy interesante resaltar como la psique de los involucrados se activa y proyecta entorno a esa manifestación, una respuesta e interacción que ya hemos visto en otros casos similares de vírgenes o rostros aparecidos, es algo que llama su atención de forma mística y misteriosa. Muchas veces para bien, y aunque las haya negativas. El hecho es que cuando nuestra mente se enfrenta a sucesos de este tipo, activa el bagaje cultural que define la interpretación final del testigo con interesantes y llamativas interpretaciones.
Sirva este caso como un ejemplo de reacción de nuestra compleja mente ante lo que desconoce e interactúa rompiendo sus conceptos y dispara psique tratando de encontrar una explicación a estas llamadas teleplastias o pareidolias… ¿O usted qué opina?