loading...

miércoles, 29 de enero de 2014

UN DEMONIO EN LA CENTRAL CAMIONERA

¿TELEPLASTÍAS O MANIFESTACIÓN SATÁNICA?
Por Roberto S. Contreras Esparza
Este peculiar caso que aquí le presentamos, sucedió hace ya algunos años y tuvimos oportunidad de investigarlo y recoger evidencia en el lugar de los hechos, y en su momento fue tan comentado, que aquí nuevamente se lo presentamos… Del libro “relatos verdaderos de fantasmas y otras narraciones extraordinarias”, he aquí la investigación y evidencia de este extraño suceso.

SE MANIFIESTA EL MISMO DEMONIO
Dentro de los fenómenos parapsicológico, un hecho que causa gran desconcierto e impacto entre los investigadores y más aún entre la gente común, es el suceso de las "apariciones" o telé-plastias como lo llaman los que se dedican a investigar casos de este tipo. Estos enigmáticos sucesos siempre se han prestado a diversas interpretaciones, interpretaciones con tintes de mensajes proféticos o divinos, hasta del tipo diabólico, fantasmal. El fenómeno de las apariciones, se manifiesta en los lugares menos inesperados, sitios como piedras, cristales, paredes, fotografías, árboles, muebles, pisos y muchos sitios más. En su mayoría (y casi siempre) son rostros o figuras indefinidas que dependen de la interpretación y significado del estado anímico y cultural de quien los ve, sin descartar el sentido religioso, del protagonista. Estas telé plastias se presentan en casi todo el mundo y nuestro país, México, no es la excepción, como veremos a continuación. Hay un tipo de apariciones o manifestaciones no tan comunes y que debido al contenido y reacción que provocan, causan un fuerte impacto en las zonas y entre la gente que las descubren. Nos referimos a las de tipo fantasmagórico, que consisten en la formación de rostros de personas ya fallecidas, de entidades que deambulan en las casonas o en sitios específicos donde vivía el difunto, e incluso hay ocasiones que el ser o figura que se manifiesta es el mismo “Demonio”. Sobre una de estas anómalas manifestaciones es nuestro siguiente relato.

UN DEMONIO EN LA CUIDAD DE MÉXICO
En una de las Centrales Camioneras de las cuatro que hay en el Distrito Federal, averiguamos sobre ciertos  veladores, que trabajan como guardias de seguridad, han vivido experiencias de tipo sobrenatural, escalofriantes relatos, como el sufrido por el señor Francisco Gómez, empleado nos comento que cierta noche recorría la Central, serian aproximadamente como las tres y media de la madrugada, aquí, a cierta hora de la noche, no hay mucha gente, y varias de las salas de espera se encuentran muy tranquilas. Yo me recargué en una de las columnas, pues tenía algo de sueño, me encontraba muy tranquilo; pero de repente, algo o alguien me arrempujó, de inmediato me di vuelta pensando que se trataba de algún compañero u otra persona, pero no había nadie a mi alrededor. De inmediato sentí un gran escalofrío que recorría mi cuerpo y sin pensarlo me fui de ahí, dirigiéndome a donde estaban mis compañeros, y antes de que les platicara, ellos me preguntaron que qué me sucedía, les platiqué lo ocurrido a algunos de ellos y sólo me dijeron, “¿qué se siente? ", como si estas cosas "fuera común para varios de ellos ".

MÁS SUCESOS INEXPLICABLES
El joven velador, Ricardo Ocampo, una noche, al estar en uno de los baños, le ocurrió lo siguiente: "Me encontraba recorriendo las salas del lado izquierdo de la Central Camionera, eran aproximadamente las cuatro de la madrugada y estaba haciendo mi rondín, cuando se me ocurrió entrar a inspeccionar uno de los baños, ya adentro no vi a ninguna persona, pero cuando revisaba el fondo del baño, de momento, y estando yo solo, todas llaves de los lavabos se abrieron sin que nadie las tocara, para mi fue algo sorprendente, y como pude, salí de ahí. Aún hoy en día no encuentro ninguna explicación de cómo pudo ocurrir ese raro suceso, pero sé de otro compañero que le pasó algo parecido, nada más que a él le apagaron la luz cuando se encontraba en el baño.

HAY UN ROSTRO DIABÓLICO AQUÍ
Estos extraños sucesos, son tan sólo algunos de los muchos que ahí ocurren, existen más versiones, tanto de los trabajadores de limpieza, como de los de seguridad e incluso de la misma gente que por ahí transita. Pero el acontecimiento más increíble de esa Central Camionera. Lo constituye una Telé-plastia, que no es otra cosa que una aparición que se dio en una pared, entre los mosaicos y un espejo de uno de los baños de ese lugar. Sobre esa rarísima imagen, nadie del personal de ahí sabe cuándo se manifestó ni por qué, tan sólo que eso está ahí y que es más visible cuando se le arroja agua encima, pero lo más increíble, es que la imagen es de un demonio, pero para quienes la han visto logran distinguir más rostros y extrañas figuras espectrales.

UN DEMONIO DE ENORMES CUERNOS
Curiosamente, en la sala donde se encuentran estos baños casi no hay gente, algo que se distingue perfectamente por el tránsito de personas en otras salas de espera, la imagen demoníaca apareció en el tocador del baño de mujeres, justo a la orilla del espejo, pero únicamente es una mitad que, al reflejarse en el espejo, hace un efecto que forma completamente la cara y parte del cuerpo de este ser. Extrañamente, al ver la imagen con detalle, uno distingue más figuras de animales y seres grotescos que conforman esta aparición, pero la representación que predomina es la de ¡un diablo con enormes cuernos!, que le da al lugar un toque tétrico y de soledad. No se sabe como apareció ahí, pero lo que sí es seguro es que, tanto esta manifestación como los escalofriantes hechos que ahí ocurren, son parte de una realidad que se encuentra más allá de nuestros sentidos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario