lunes, 15 de enero de 2018

¿ENERGÍAS EN EL EQUINOCCIO?

LA MALA INTERPRETACIÓN DE NUESTRO PASADO
Roberto S. Contreras Esparza
Tenemos dos equinoccios en el año, estos ocurre el 20 o 21 de marzo y el 22 o 23 de septiembre. En los equinoccios el día tiene una duración igual a la de la noche en todos los lugares del planeta y es cuando ocurre el cambio de estación anual contraria en cada hemisferio de la Tierra. Pero, ¿por qué en México se le da más importancia al equinoccio de primavera? Tal vez porque se sabe que nuestros antepasados celebraban este día especial por su siclos agrícolas y sucesos relevantes de su calendario. Esto ha dado pie para que muchos personajes, que dicen seguir las tradiciones mexicanas con usos y costumbres como deberían de ser y pregonan, solo deforman, he inventan lo que ellos entienden y quieren cuando supuestamente leen los escritos e historia de nuestros antepasados, modificando poco a poco su realidad.

¿LLENARSE DE ENERGÍA?
Estos personajes, líderes de Calpullis y centros holísticos (que nada tiene que ver con nuestra real mexicanidad) promueven y alientan a las personas y sus agremiados para que como enajenados acudan en el equinoccio de primavera a las zonas arqueológicas, a levantar las manos y de preferencia, a las meras 12 del mediodía y así (según sus ideas) llenarse de “energía”. Pero, esto es una real y soberana mentira, eso no es cierto y no hay donde diga que nuestros antepasados hacían tales cosas que rayan en lo ridículo, y lo que realmente hacen es, dañar y dejar basura en esos sitios que por su significado debemos de cuidar.

EXTRAÑA GENTE QUE SOLO UTILIZA NUESTRA MEXICANIDAD
Esto ocasiona que esos personajes tipo hippies (hippies-tecas), los seguidores del new age, grupos holísticos, exotéricos, supuestos chamanes, videntes, brujas, agoreras y adivinos, etc., usen ese día para sacar provecho, hacer reuniones y dar rienda suelta a sus raras y moldeables costumbres (por ellos) asegurando que son los dignos representantes de nuestras raíces. Otros más, llegan a esas ruinas arqueológicas con atuendos pulcramente de color blanco en medio de oraciones y profundas meditaciones celebran lo que ellos creen son ceremonias “sagradas”, “energéticas”, para estar en paz con la divinidad, con el Universo, no importa si el equinoccio entro días u horas antes o horas después, ellos llegan con esa idea a realizar sus mezclas rarísimas de otras religiones que nada tiene que ver con lo nuestro.

LOS FALSOS LÍDERES ESPIRITUALES
Y así, ese día equinoccial, es el momento en que los líderes chamanicos y espirituales con sus grupos, obtienen reconocimiento (y mucho beneficio), al instar a sus pupilos guerreros en medio del humo sagrado y canticos en dialecto nahuatlaca, con danzas que son algo así como zumba prehispánica a invocar a los dioses y a rendirles culto... Pero yo sigo preguntándome, ¿de dónde sacaron eso?, ¿porque van a sitios arqueológicos a levantar sus manitas?, ¿porque creen en este tipo de extraña y falsa modas? Hay agrupaciones que sí, tratan de seguir en forma la tradición, pero son pocos, la mayoría van como borregos sin saber realmente por qué están en esos sitios sagrados, tal vez, tratan o buscan ser parte de algo.

UNA GRAN FARSA EN NOMBRE DE NUESTRA MEXICANIDAD
En fin, es un gran pretexto, una moda y beneficio para quien tiene grupos y centros holísticos y diversión para otros. Pero si realmente quieren apreciar nuestra cultura, no es haciéndolo levantando las manos y de blanco, entre canticos “sagrados”, con delirantes danzas y humos aromáticos a la primavera, no. Apreciar a nuestra cultura es saber sobre ella, leer, consultar a especialistas, visitando museos y zonas arqueológicas, conociendo y valorando lo que fueron esas grandes culturas que tuvimos en México.
Y si realmente quieren llenarse de energía, les sugiero vayan a un buen puesto por unos ricos tacos… ¿No cree usted?

No hay comentarios:

Publicar un comentario