loading...

miércoles, 10 de junio de 2015

ECCE HOMO EN REGINA COELI

MAGIA Y MISTERIO EN EL CENTRO HISTÓRICO
Por Roberto S. Contreras Esparza
Lo que ahora le presentamos, es sobre un gran suceso lleno de misterio y leyenda que se combina con los tiempos actuales en donde podemos apreciar que ese peculiar lugar, aun guardan secretos y circunstancias que en ocasiones, nos son difíciles de creer. Nos referimos a la Iglesias de Regina Coeli (Reina del Cielo), joya arquitectónica que acumula obras de gran valor histórico, Regina Coeli fue parte de la Orden Franciscana y Real Convento de las Religiosas de la Inmaculada Concepción, que forma parte de las joyas virreinales que adornan el Centro Histórico. En este templo están sepultados los restos de Francisco Abreu y familiares quien fuera el arquitecto que diseñó el famoso teatro “Principal”. Durante casi 300 años fue utilizado como Convento de Regina y la Encarnación. Fue confirmada como tal, por el Papa Gregorio XIII en 1578. Años después con las Leyes de Reforma expedidas por Benito Juárez, el inmueble pasó a manos del Estado. Lamentablemente, en 1945 una filtración de agua destruyó una pintura de San Cristóbal, por lo que en 1966 hubo necesidad de iniciar los trabajos de remodelación. Un avalúo practicado en 1973 lo situó ya en casi ocho millones de pesos, por lo que actualmente su valor es incalculable. En 1982 fue declarado Monumento Histórico de la Nación. Ya con estas referencias, ahora pasemos a uno de los sucesos más pronunciados y que le dio fama y tintes misteriosos a este inmueble. Nos referimos a la rara historia de un Nazareno denomina “Ecce Homo” y aunque suena raro, conozcamos la historia para continuar desentrañando algo de las singularidades de esta iglesia.

ECCE HOMO, LA EXTRAÑA HISTORIAL
Ecce Homo (Este es el Hombre), es un Cristo que tiene mucho de especial, debido a sus características casi humanas. Su cara, sus ojos y sus facciones lo hicieron diferente (según se cuenta). Esta hecho de caña. De él se describen varias versiones sobre su creación. Por ejemplo, unos dicen que una monja, falleció siendo muy joven y que ella fue la que entrego la imagen en dote cuando entro al convento de Regina, según consta en los archivos y conforme a la superiora Francia de Jesús, y nieta del virrey Don Luis de Velasco. Otros alegan que un rico comerciante, antes de morir, lo mando a hacer para estar bien con Dios y así evitar la antesala en el Purgatorio entrando directo al reino de los cielos. Lo que es cierto es que fue el Santo patrón de la llamada Cofradía del “Ecce Homo” y que su conmemoración la llevaban a cabo el día 8 de septiembre. Otros datos históricos hablan de fastuosa y lo opulenta que era su celebración, realizada gracias a las magníficas limosnas que dejaban en la alcancía de la imagen, así como en todas las fiestas principales del convento, la Natividad de la Virgen y las fechas de Cuaresma como el Domingo de Ramos y Jueves Santo. Dicen que, sobraba dinero en el noveno mes del año, para comprar enormes cantidades de cera para este Cristo y otros Santos vecinos del templo. Doña Josefina Muriel escribió, que la Cofradía era solo para hombres y que estaba formada por un rector (en 1699 lo era Blas López de Aragón) y cuarenta diputados, los cuales tenía que ser miembros del rico comercio de la corte. La cofradía fue de fiesta y riqueza.

UNA HISTORIA FANTÁSTICA
Otra de las versiones sobre el origen de este Nazarenos “Ecce Homo”, y que es la más conocida y aceptada, refríe que cierto día nublado de julio, por la mañana, un noble rico comerciante salió a comprar mercancías que habían llegado a la Plaza Mayor y comenzó a platicar sobre un sueño que lo impacto, en el, se le apareció Cristo Jesús y le dijo que le mandara a hacer una imagen que se pareciera a él. El comerciante, extasiado, rodeado del gran barullo de clientes y mercaderes comentaba que en su sueño, Cristo Jesús caminaba, cuando lo habían encontrado, muy cerca de la calle de la estampa de Regina Coeli. La gente le decía que eso podía ser un milagro, que cumpliera, podría ser un aviso importante. Tres días después, el mismo noble caballero español contó a sus familiares que había soñado de nuevo a Cristo Jesús, que ahora lo había visto en la misma puerta del templo de Regina y una vez más le pidió que mandara a hacer su imagen. Ante tal e impactante sueño y persuadido de que había que cumplir la petición de Dios hijo, se dio a la tarea de llamar a los mejores escultores europeos, entre portugueses flamencos, aragoneses y sevillanos llegaron a su casa; le hicieron imágenes en busto representado a Jesús cuando era juzgado y azotado en la presencia de Pilatos. Mas nada de lo hecho se parecía a su sueño.

DOS NATURALES SE PRESENTAN ANTE EL
Tiempo después de varios meses, cuando a caballo recorría a trote la antigua calzada de Guadalupe un sirviente le dio alcance para decirle que dos personas lo aguardaban en su casa. Apeó el equino y a galope llego a su enorme mansión. Al preguntar dónde estaban los caballeros escultores, le informaron que no eran escultores si no un par de naturales que estaban frente a él, vestidos humildemente y de manta blanca. Molesto grito que como era posible que dejaran entrar a unos “indios” si todos los indios eran unos malagradecidos, ladinos y muchos de ellos eran unos ladrones. “¡Córranlos!”. Su inteligente y prudente cochero (sirviente), un mulato entrado en años le dijo que nada tenía que perder: “Deje que los indios le muestren lo que puedes hacer”. El comerciante vociferó “los indios ni siquiera son hijos de dios”. Pero era cierto, nada se podía perder. El hombre accedió, pero ordeno que los vigilaran constantemente.

NO FALTABA NADA, TODO ESTABA EN SU LUGAR
Los naturales le dijeron que terminarían el Cristo en tres días. El español les dio una habitación para que trabajaran. Los indios pidieron que en esos días, nadie pasara a su lugar de trabajo y colocaran una enorme manta para que no vieran lo que hacían. El ilustre español extremó los cuidados: “Puso a cuatro sirvientes a vigilarlos, de día y de noche”. Los indios pidieron caña, pintura y otros materiales  para su trabajo. Durante el primer día apenas si probaron agua y poca comida. El segundo día solo agua y de comer, nada. El tercer día, aún de madrugada y con los olores fétidos que llegaban de los canales de agua, los sirvientes fueron a avisarle al noble español que los indios ya no estaban y que los cuatro guardianes se habían dormido. El dueño de la casa, enojado, vociferando y maldiciendo, corrió a su capilla para ver que le habían robado; pero todos los objetos sagrados de oro y plata estaban en su lugar. ¿Y sus reales de plata, sus armas de Toledo y sus joyas? ¡Eso se habían robado! Entones corrió a la habitación en donde atesoraba su fortuna. Todo seguía en donde él lo había dispuesto.

ERA EL MISMO ROSTRO DE SU SUEÑO
¡Malditos indios algo se robaron!, ¿pero qué? Ordeno que azotar a los sirvientes que, se habían dormido”. A zancadas y descalzo fue a la habitación en donde habían trabajado los indios, quito la manta que habían puesto para evitar que los miraran y sorprendido, vio a un Cristo de tamaño natural. Sí, ahí estaba el Cristo con el mismo rostro que había soñado. Era el mismo rostro que le había regalado su sueño. De los indios nunca más se supo nada, a pesar de todos los intentos por localizarlos. Los sirvientes que se quedaron dormidos, salvaron el pellejo, pues fue cancelada la orden de apalearlos. Hasta aquí esta extraña historia. Sea lo que sea, folclor o leyenda, Ecce Homo tiene mucha tradición y es una imagen interesante que nos legó la época virreina. A esta escultura también se le llaman, “El Cristo del Oído” y cuentan que a él hay que pedirle los favores susurrándole al oído y el mueve la cabeza cuando va a conceder uno de sus múltiples milagros, un relato, una leyenda de gran importancia y muy interesante.

ENTREVISTA CON EL PADRE CENOVIO, EXORCISTA
En la actualidad, sigue ahí, por si usted quisiera constatar y conocer directamente al Nazareno que dio origen a esta rara leyenda... Al llevar acabo esta investigación, tuvimos la oportunidad de entrevistar y platicar con el encargado de esta iglesia Regina Coeli (esto fue hace algunos años), y que en ese momento era el Padre Cenovio, que buscamos para obtener más datos y al que le preguntamos específicamente sobre “Ecce Homo” y averiguamos que, el Cristo, sigue ahí, pero mejor veamos lo que nos contó el sacerdote de la misma iglesia, sobre este atrayente tema:

R. S. C.: Padre José Cenovio, ¿Cuántos años tiene en esta iglesia y que sabe de ella?
P. Cenovio: Voy a cumplir 6 años en la iglesia. Esto fue el convento que una religiosa al salir del convento de la Inmaculada Concepción ubicado en las calles de Belisario Domínguez, en 1573 se vino para acá con otras compañeras para hacer esta fundación. El convento de Belisario Domínguez lo mando a construir Fray Juan de Zumárraga, quien trajo a las primeras religiosas a América “Las Concepcionistas” un año antes del suceso de nuestra señora de Guadalupe en 1530 y en 1573 se vinieron una fracción de ellas para hacer la fundación en esta iglesia y de aquí salieron a fundar otros conventos como el de San José de Gracia, el de San Bernardo, el de Jesús María y el asilo Concepción Beistegui. Este convento de Regina Coeli (Reina del Cielo), abarcaba desde las calles de Bolívar hasta Isabel la Católica, de ahí a San Jerónimo y la calle de Regina. Pero el señor Benito Juárez se lo vendió a un compadre en 8,000 pesos y esto provoco que poco a poco, este señor vendiera fracciones de estos terrenos y se fueran dividiendo, así perdió terreno el convento y solo quedo la iglesia que dicen que fue también cuartel. Pero yo averigüe por ahí, que en tiempos de Don Porfirio Díaz la iglesias se la dieron al Arzobispo de México y se trajo la parroquia de la Inmaculada Concepción de Salto del Agua, los poderes de la parroquia en el año de 1895 del mes de agosto a noviembre fue el traslado, así es que esto es parroquia Capilla de las Madres desde 1895 a la fecha.

ECCE HOMO YA HA SIDO RESTAURADO
R. S. C.: ¿Y sobre el Cristo histórico que le da fama a la iglesia, que nos dice?
P. Cenovio: Sobre la imagen del Cristo “Ecce Homo”, una de las historias entorno a él, contaban algunas personas del tiempo de la colonia, que había una singular mujer religiosa que era muy devota de la imagen de Jesús de Nazaret, que pretendía mandar a hacer una representación la cual se la hicieron 2 jóvenes, que después “desaparecieron”, pero también se sabe de otras versiones. Ahora, yo lo mande a restaurar, ya estaba muy maltratado y de mi dinero pusimos para la restauración. A esta imagen la gente también le llama “el Señor del Oído”. Y se sabe, que ha hecho grandes milagros, pero hay que pedírselos al oído susurrando. Y sigue ahí, actualmente lo tenemos colocado a la entrada principal de la iglesia, ahí está junto a la imagen de San Judas Tadeo por si alguien conoce la historia o quisiera pedirle algún milagro ahí lo encontrara.

MISAS DE SANACIÓN Y EXORCISMOS
R. S. C.: Averiguamos que usted misas especiales, ¿sobre qué son?
P. Cenovio: Los jueves se lleva a cabo la hora Santa y después la misa de sanación, que se lleva a cabo por medio de la imposición de las manos. Esta misa es para los ancianos y los enfermos. Y en los días primeros a las 12, se lleva a cabo la misa de a unción, en la cual también acuden los ancianos y los enfermos del hospicio que tenemos aquí a un lado (asilo Concepción Beistegui), las enfermeras y los que cuidan a los viejitos, los llevan a las misas, por medio de un elevador y así están presentes en la ceremonia religiosa.

R. S. C.: Sabemos que usted hace exorcismo, ¿es cierto eso padre Cenovio?
P. Cenovio: Sobre el caso de exorcismos, ha habido 2 casos distintos de exorcismos, pero otros son de bipolaridad, problemas mentales. Esos dos casos que tuve, eran de unos jóvenes como de unos 25 o 30 años, que al realizarles el exorcismo, se arrojan al piso y comenzaban a vomitar, pero después de aquella vez ya no han vuelto, al perecer se curaron. Cuando es algún caso específico de exorcismo, se tiene que hacer cita y después los interrogo y analizo para ver si es un caso real de exorcismo o son otros tipos de problemas psicológicos.

R. S. C.: Padre Cenovio, muchas gracias por su tiempo.

REGINA COELI Y SU HISTORIA FANTÁSTICA
Como pudieron leer aquí, lo que hay y ofrece esta iglesia es solo parte de un gran cúmulo de momentos importantes. Esta entrevista, al padre Cenovio, la realizamos hace tiempo, pero las misas de sanación se siguen llevando acabo. El padre Cenovio ya no está, se retiró y su lugar lo ha ocupado otro sacerdote, pero son muy cuidadosos cuando se les pregunta directamente por este tipo de misas, de sanaciones o exorcismos. Si usted la visita, tal vez tenga suerte y pueda conocer más de toda esta historia que aún hay entorno a la gran iglesia de Regina Coeli.

No hay comentarios:

Publicar un comentario