loading...

domingo, 1 de abril de 2012

SEMANA SANTA EN TAXCO DE ALARCON


LAS MANIFESTACIONES DE LA FE
Roberto S. Contreras Esparza
 LAS ÁNIMAS
De acuerdo a su penitencia se subdividen en: Encruzados, flagelantes, encorvados, ánimas, cargadores (de objetos e imágenes religiosas) y descalzos. Los Encruzados, cuya penitencia consiste en cargar en la espalda un rollo de espinosas varas de zarzamora, con un peso aproximado de sesenta kilos, que van bien sujetas por un lazo “cabresto”, que corre en forma de espiral, de un extremo a otro de los brazos.
Van con el torso desnudo, descalzos, cubiertos por una falda negra amarrada por una cuerda y el rostro cubierto por un capirote negro. Los Encruzados pertenecen todos a una hermandad, que es un personaje único de la Semana Santa en Taxco, que vio la luz por primera vez, allá por los años de 1600, en plena época colonial y que se ha convertido en una de las representaciones muy llamativas de todo el mundo.

 ENCORBADOS, FLAGELANTES Y ENCRUZADOS
Participan las mujeres y hombres, vestidos de negro, con la cabeza cubierta con una gorra y el rostro con un capuchón; los pies descalzos amarrados a una cadena larga, en donde van sujetos ambos pies de todos los participantes, que al caminar, producen un impresionante ruido al arrastrarse por las calles empedradas.
Caminan cabizbajos durante el recorrido de la procesión, portando en las manos un pequeño crucifijo. En esta procesión hacen toda la caminata, que es más de dos kilómetros y medio y que tiene una duración de poco más de 2 horas. En las mujeres es el mismo vestuario: caminan encorvados y cabizbajos, los pies descalzos y encadenados; la diferencia con los hombres, es portar en las manos cirios encendidos.
Y TODO EN NOMBRE DE SU FE

No hay comentarios:

Publicar un comentario