loading...

jueves, 14 de marzo de 2013

TEOTIHUACÁN LA GRAN CIUDAD DE LOS DIOSES...


LA PODEROSA CIVILIZACIÓN DE MESOAMÉRICA
Por: Roberto S. Contreras Esparza
Cada que es posible y el tiempo lo permite, visito Teotihuacán, y siempre sucede lo mismo, no dejo de maravillarme de ver esa gran ciudad, no dejo de hacerme preguntas sobre sus habitantes, sus creadores, monumentos, pirámides, grabados, figuras y todo de lo que hay ahí. Es un orgullo y da cierta satisfacción que en México haya lugares como este, y no me explico como muchos mexicanos prefieren ir a ver otras ciudades al extranjero cuando aun, ni conoces su país y toda esa riqueza cultural que nuestros ancestros nos legaron. Teotihuacán es un enigma, Teotihuacán es un complejo habitacional que es de los más importantes del América y el mundo... Y por lo cual, no quiero dejar pasar mi última visita a esa ciudad sagrada sin escribir algo y aunque ya lo hemos hecho antes en varias ocasiones, este sitio arqueológico da para muchísimos tratados, libros, e infinidad de artículos, por tal motivo y en especial a la gente que es de fuera o a quien está en provincia y quiera conocer, les dejamos estos antecedentes de la Ciudad donde los hombres se convierten en Dioses.

CUICUILCO Y TEOTIHUACÁN
Hacía los años 400 a.C. a 200 d.C., la Cuenca de México muestra un cambio notable en los patrones de asentamiento, ahora hay una clara preferencia por ocupar el norte de la región sin abandonar el sur. La población sufre un nuevo aumento, las ocupaciones son abundantes y cada vez menos dispersas; se registran agrupaciones de estas en algunos sectores de la Cuenca. Al final de la fase se han establecido una gran cantidad de asentamientos de varios tamaños sociales de los cuales algunos casi podrían considerarse urbanos, como Cuiculco y Teotihuacán. Los centros mayores, Cuicuilco y Teotihuacán surgen agrupando comunidades asentadas previamente y alcanzan una extensión de hasta 400 hectáreas y una población de aproximadamente 20 mil habitantes. El Valle de Teotihuacán con una gran ciudad en rápido crecimiento, único en el mundo, adhiere a su asentamiento gran parte de las comunidades vecinas, alcanzando así los 10 km. de extensión y cuando menos 30 mil habitantes.

LA PIRÁMIDE DE QUETZALCOATL
Teotihuacán, que en náhuatl significa: “La Ciudad de los Dioses” o “El lugar donde se hacen los dioses”, El nombre Teotihuacán fue dado por los mexicas que habitaron la ciudad 700 años después de que fue abandonada, cerca del año 600 d.C. Los mexicas quedaron asombra dos por los monumentales edificios y al preciso planeamiento de la ciudad. Es uno de los lugares más impresionantes de la República Mexicana y del mundo, siendo el sitio donde los conocimientos espirituales y materiales de los pueblos mesoamericanos, generaron la más alta expresión arquitectónica, urbanística y artística del continente americano. Como muestra del alto grado de civilización que alcanzó esa cultura, hoy en día perduran algunos de las edificaciones prehispánicas más impresionantes del mundo, como la Pirámide del Sol (La segunda más grande de México), La Pirámide de la Luna, el Templo de Quetzalcóatl, entre otros, todos alineados alrededor de una gran avenida de más de 2 kilómetros que se ha dado por llamar “La Calzada de los Muertos” debido al gran número de pequeñas pirámides que se encuentran a su paso, lo que hizo creer a los primeros arqueólogos de la zona que se trataba de mausoleos. Asimismo, en esta zona arqueológica se encuentra un gran número de palacios como el de Quetzalpapalotl y varios murales muy bien conservados que nos narran la forma de ver el mundo de esta cultura, misma que desapareció de forma misteriosa, al parecer, por una serie de factores climáticos y sociales que provocaron su caída hacia el siglo VIII d. C.

LA PIRÁMIDE DE LA LUNA
La Pirámide de la Luna se encuentra en la parte norte de Teotihuacán y su contorno imita al Cerro Gordo, llamado en náhuatl Tenan, que significa “madre o protector de piedra”. Es la edificación más grande de Teotihuacán, después de la Pirámide del Sol. Teotihuacán fue declarado patrimonio de la humanidad por la UNESCO en 1987. Esta Pirámide de la Luna cubre una estructura más antigua y tenía ya ese perfil desde la etapa anterior al año 200 d. C. Entre 200 y 450 d. C., se le añadió la estructura de cuatro talud-tablero frente a la escalinata que da a la Calzada de los Muertos. Dicha estructura tenía una plataforma en la parte superior que sirvió para realizar ceremonias en honor de Chalchihutlicue, la diosa del agua relacionada con la Luna, a quien se le dedicó el templo superior y cuya escultura fue hallada al pie de la pirámide.

LA PIRÁMIDE DEL SOL
La Pirámide del Sol es la edificación más grande de Teotihuacán y una de las más grandes de Mesoamérica. Se encuentra en la Calzada de los muertos, entre la Pirámide de la Luna y la Ciudadela, junto a la gran montaña de Cerro Gordo. La pirámide forma parte de un gran complejo situado en el centro de la antigua ciudad. Se inició su construcción en la etapa Tzacualli (1150 d. C.), momento en el que Teotihuacán comenzó a desarrollarse como ciudad principal de Mesoamérica. Tiene 63,5 m de altura. En la cúspide había un templo y una estatua de un ídolo de grandes proporciones; ahora tan sólo queda una plataforma cuadrada de superficie un tanto irregular. Su núcleo es de adobe y antiguamente, estaba toda recubierta de pinturas sobre estuco. Por su ubicación, cierra la Avenida de los Muertos en uno de los ejes. En 1971, nuevas excavaciones y estudios descubrieron una gruta debajo de la pirámide. En esta gruta hay cuatro puertas, dispuestas como los pétalos de una flor, por las que se accede a otras tantas salas. Se llega a la gruta a través de un pozo de 7 m de largo que se encuentra al pie de la escalinata de la pirámide. La escalinata tiene 243 escalones. Su diseño incorporó descansillos entre las secciones para hacer más cómodo su ascenso. No está hecha de bloques de piedras escuadradas. Es un montículo de tierra conformada por cinco gradas y recubierto con pequeñas piezas de lava petrificada. Ese material de construcción, en diversas tonalidades de rojo, marrón y negro, fue el que se usó en todo Teotihuacán, y todos los edificios importantes están construidos de forma similar.

UNA CUEVA SAGRADA BAJO LA PIRÁMIDE DEL SOL
En la pirámide del Sol hay un túnel que según los arqueólogos creen que debajo de esta pirámide hay una cueva que podría estar relacionado con Chicomostoc, lugar de origen de las tribus nahuas que arribaron al centro de México, hay elementos como los cuatro nichos que se encuentran al fondo de la cueva que coinciden con la flor de cuatro pétalos, símbolo de Teotihuacán. El subterráneo bajo la Pirámide del Sol tiene relación estrecha con el inframundo, con los cuatro puntos cardinales, con el cosmos. Por tanto, podemos decir que en Teotihuacán todo, incluyendo su traza, repite el quincunce (símbolo que señala los rumbos del universo), una idea de grupos más antiguos que los teotihuacanos, fundamentalmente de los olmecas. En este espacio se encontraron restos óseos humanos, materiales de origen tolteca y mexica, grupos que al parecer saquearon en épocas posteriores al abandono de la ciudad. Asimismo, es muy probable que en el túnel se encontrara originalmente un brote de agua.

OTRO TÚNEL EN LA PIRÁMIDE DE QUETZALCÓATL
Este descubrimiento sucedió de forma accidental en 2003, tras una intensa lluvia que derrumbó 83 centímetros de piso, dejando al descubierto el acceso. Fue clausurado intencionalmente hace aproximadamente 1,800 años y en el que se podrían hallar restos de gobernantes de la antigua ciudad, su construcción es previa al Templo de la Serpiente Emplumada y La Ciudadela. Sin embargo, también existe la teoría de que en vez de hallar posibles restos óseos de los antiguos gobernantes, se podrían hallar sólo cenizas, dado que la incineración era un ritual destinado a los personajes de mayor rango en la época. Este túnel y probablemente fue el elemento más importante y sagrado en torno al cual se construyeron las primeras edificaciones en este lugar hacia el año 100 a.C., en el marco de La Ciudadela, ese magno escenario donde se realizaron los rituales vinculados con los mitos de la creación original y el inicio del tiempo mítico.

LA ENIGMÁTICA MICA TEOTIHUACANA
Dentro los misterios relacionados a esta cultura podemos encontrar que en Teotihuacán, fue descubrimiento en el año de 1906 de una gruesa capa de “Mica” en la parte superior de la Pirámide del Sol. La Mica es un mineral del grupo de los Silicatos, compuesto por unas hojuelas muy brillantes, elásticas y extremadamente delgadas, pero sobre todo un elemento muy resistente a la electricidad y al paso de neutrones, siendo un perfecto aislante dentro de un reactor nuclear. Como seguramente habrá gente que asocie este hecho a una simple casualidad en la construcción de la pirámide sin ninguna importancia, basta decir que jamás se ha encontrado este mismo material en ningún otro yacimiento arqueológico Americano (existe un templo muy próximo a la Pirámide del Sol que también posee Mica), y que este tipo de Mica, sólo se puede encontrar en Brasil, y es en la actualidad uno de los más apreciados para la elaboración de aislantes eléctricos en todo el mundo.

UNA CIUDAD CON GRANDES MISTERIOS AUN POR REVELAR
Sobre estas misteriosa mica Teotihuacana hace algunos años realizamos un interésate articulo donde detallábamos sus funciones y una posible explicación de por qué y para que se utilizaba en ese sitio. Además hay algunos estudiosos del fenómeno OVNI, que han querido relacionar a esta urbe fantástica con los no identificados, los visitantes del espacio, tal vez por lo majestuosa que es y lo difícil que fue su construcción. Y así, se podrá escribir mas y muchas teorías sobre esta civilización, algunas de ellas muy interesantes y otras realmente descabelladas, lo cierto es que Teotihuacán, la ciudad de los Dioses, dará mucho mas por escribir, por descubrir, porque es un sitio que como mexicano debemos de visitar… ¿No cree usted?

1 comentario:

  1. un describe sobre la historia del gran México antiguo, sin duda alguna, el tiempo sera el mejor compañero para seguir descubriendo, nuestra gran cultura

    ResponderEliminar