loading...

miércoles, 6 de marzo de 2013

LA MENTE SELECTIVA


NO SABEMOS PORQUE APARECEN LOS OVNIS
Por: Roberto S. Contreras Esparza
Al investigar al fenómeno OVNI nos damos cuenta de que no estamos solos en este Universo, en esta realidad y conforme avanzamos más en el tema comprendemos que el fenómeno es más complicado de lo que parece. Y digo avanzamos, porque hay compañeros que a pesar del tiempo ellos siguen hablando como si hubieran empezado ayer. Esos supuestos investigadores se la pasan copiando y pegando, que publican hasta la más común e insignificante nota, solo con el propósito de sentirse importantes o de llamar la atención, sin que nunca se profundice en el tema. Hasta cierto punto esto es lógico, es más fácil reproducir y copiar lo que se lee o lo que se cuenta, que tratar de comprender o discernir sobre un enigma, que en ocasiones va contra nuestras lógica, normas y hasta las creencias religiosas. Lo cierto es que tratar de entender la manifestación de los OVNIs y su actividad en nuestro mundo es un enigma. Tal vez esto se deba a que su lógica no es nuestra lógica, nuestro comportamiento no es igual a su comportamiento y mientras más creamos que son y actúan como nosotros será más difícil de llegar a comprenderlos.

YA NO HAY OLEADAS
Desde hace algún tiempo, he llegado a pensar que esos visitantes de origen desconocido poco a poco nos están acostumbrando a su presencia, un proceso a largo tiempo (por lo cual no lo notamos), pero efectivo. Me atrevo a pensar que ya no hay oleadas, ahora vivimos una manifestación permanente y así parece demostrarlo, los constantes reportes de la gran cantidad de caza-ovnis, personas que desde lugares estratégicos hacen sus observaciones y que recogen día a día los desplazamientos de estos objetos que conocemos como OVNIs. Pero también, es muy probable que estos visitantes desconocidos acompañen al hombre desde tiempo atrás, ya que así no lo dice la historia. Nos observan, nos vigilan pero sin interferir directamente, pero si lo suficiente para hacernos saber, tomar cierta conciencia de que no estamos solos, que una tecnología, un desarrollo mental y espiritual tal vez muy superior al nuestro irrumpe nuestra realidad cotidiana al manifestarse de una forma diferente y extraña que no comprendemos y esto sucede en todo el mundo.

EL FENÓMENO OVNI SIGUE SIENDO IGUAL QUE HACE AÑOS
Hace tiempo, tuvimos la oportunidad de platicar con dos grandes investigadores como Don Pedro Ferrriz Santacruz y un personaje de pensamientos interesantes, Carlos Ortiz de la Huerta, gente pionera en México, de este campo, quienes me platicaban que a pesar de tantos años en el estudio de los no identificados, el fenómeno no había cambiado y se seguía repitiendo lo mismo, solo cambiaban las circunstancias y la tecnología, pero que seguía igual y no sabíamos casi nada sobre ellos. Y no dudo en nada que esto sea cierto. Varias de las incógnitas que los investigadores se plantean es sobre su origen, sus intenciones y porque aparecen en lugares que para nosotros son absurdos. Pero para quienes estamos en este tema, es un hecho que los visitantes están aquí y para tratar de entenderlos, los estudiosos (algunos) se pasan horas recopilando casos, leyendo y comparando datos, haciendo estadísticas y buscando un patrón que determine las próximas apariciones de estos objetos desconocidos. En el pasado los investigadores llamaban a la manifestación de estos objetos “oleadas”, término empleado para el periodo de más actividad OVNI. Pero tal parece que esos periodos de manifestación OVNI han quedado atrás. Al comenzar la década de los noventas, la presencia de estos objetos ha sido más constante. Día a día en nuestro país hay reportes de testigos que incluso logran obtener gran evidencia en foto y vídeo. Muy probable que los OVNIs siempre hayan estado ahí, pero la tecnología actual nos permite detectarlos con más facilidad.

EL FENÓMENO DETRÁS DEL FENÓMENO
Los OVNIs al aparecer en nuestra realidad, se podría pensar, que activan algo en nuestro cerebro que ya no volvemos a ser los mismos y nace en el testigo un sentir mágico  de curiosidad, de búsqueda y reflexión. Se ha comprobado que las personas que viven, creen o dicen tener un encuentro directo con este tipo de entidades, cambia y cambia radicalmente en su forma de ser, en su forma de pensar, variando marcadamente su comportamiento de acuerdo a su formación mental, religiosa. Es a esta actitud a la que llamo, “El fenómeno detrás del fenómeno” y se refiere al comportamiento mental de los involucrados que se convierten en verdaderos fenómenos de lo absurdo a consecuencia del fenómeno OVNI, que es el pensamiento que está detrás del extraño comportamiento humano y que detona su psiquismo a niveles insospechados.

SU COMPORTAMIENTO ES RARO, LOCO
Por ejemplo, el fenómeno OVNI convierte a algunos de sus protagonistas, en portadores de grandes mensajes para la humanidad, en fundadores de movimientos cósmicos religiosos, en maestros que imparten sus enseñanzas en escuelas especiales de conocimiento trascendental, en curanderos cósmicos, en videntes con capacidad para predecir grandes cambios y catástrofes para todo el mundo, (ha, pero siempre cobrando buenas cantidades de dinero y buscando la forma de como cultivar su egocentrismo) además de otras raras y rimbombantes actividades. Estos señores que creen, que han tenido algún tipo de contacto se sienten protagonistas importantes, capaces de tutearse con los “hermanos mayores” como les fascina llamarlos. Además de hacer, sentir y expresar otras raras expresiones mentales. Lo cierto es que la mente de estos hombres se activa y reacciona de esa forma ante la presencia OVNI (o del dinero). Es cuando entendemos que además de estudiar al fenómeno OVNI, también debemos de examinar este comportamiento psico-social que se da en torno a los visitantes. Soy un convencido de que al profundizar más en esta extraña actitud humana, podremos encontrar algunas respuestas al porque de la manifestación foránea en nuestro planeta. Es muy importante estudiar al fenómeno OVNI, pero también lo es averiguar mas sobre la reacción y secuelas que provocan los no identificados entre los humanos, entre los que se adentran a este misterio con un mínimo de conocimiento básico intelectual. Mucha fantasía y muy poco sentido común.

ÚNICAMENTE SALTOS CONCEPTUALES
Volviendo a lo que inicialmente escribimos, hay algunos interesados en los OVNIs que van y se sitúan en lugares y sitios determinados, específicos para meditar y buscar de alguna forma un supuesto contacto con estas entidades. Pero también, hay otros interesados o investigadores, que se la pasan observando, analizando y especulando posibles respuestas que nos acerquen a la verdad sobre esas visitas. Hay teorías que suenan lógicas y razonables, pero desafortunadamente la mayoría de estas suposiciones son muy disparatadas, muy lejanas de la verdad y esto ocurre porque los “ufólogos” (hay algunos investigadores que les fascina autonombrarse así), quienes supuestamente deben de tener bases más sólidas, reales y cercanas al fenómeno OVNI, se la pasan especulando y dando saltos conceptuales, brincando de una posibilidad a otra, que en ocasiones es mas descabellada e ilógica que la anterior, y pareciera que mientras más incoherente e ilógica sea la teoría, muchas veces es mejor aceptada. Hablando y usando términos que seguramente nunca ha visto y que difícilmente entienden.

EXTRAÑOS TÉRMINOS QUE SIGNIFICAN
Por ejemplo, se usan términos como “Seres de Luz, OVNIs de Plasma, Puertas Dimensionales, Ultraterrestres, Intraterrestres, Hermanos mayores y un sinfín de términos que son más usados en la ciencia ficción, que en el tema OVNI. Es muy probable que algunos de estos términos estrambóticos existan, pero no tenemos un aval, un parámetro científico que nos compruebe su realidad. Y aun así, especulan y hablan de estos términos como si fueran cotidianos, muy comunes en nuestra vida, dando saltos conceptuales de plática en plática. E imagínese, si eso hablan los “ufólogos”, que son los versados en el tema OVNI, los que supuestamente “saben”, que esperamos de la gran cantidad de personas que día a día, de un momento a otro entran, se apuntan al indescifrable fenómeno de los no identificados, sin saber gran cosa sobre él, armados tan solo con mucho entusiasmo y una gran fantasía.

LA MENTE SELECTIVA Y EL FENÓMENO OVNI
Otro punto importante relacionado con la aparición de estos extraños objetos no identificados en ciertos sitios, en zonas determinadas y en los avistamientos digamos casuales, es que provoca y hace que los investigadores tengan una reacción apresurada tal vez, provocada por la necesidad de una explicación, una respuesta (sin ninguna buena investigación) que justifique la manifestación de estos portentos voladores. De inmediato son lanzadas hipótesis a discreción, del porque la aparición de uno de estos objetos, pero la verdad son puras especulaciones. Por ejemplo, decimos y en ocasiones aseguramos, que un OVNI apareció en cierto lugar, debido a la Luna, por un eclipse, por un temblor, por un volcán, por la cercanía del planeta Marte, y cualquier otro planeta mas, por la contaminación, por la concentración de personas en cierto sitio, por las manchas solares, por un río (o en su defecto un lago), por alguna zona arqueológica o por el motivo que uno quiera suponer o que en ese momento se le antoje, además de un buen de etc., etc., etc. Muchas veces esta serie de especulaciones son combinadas, ya que si no fue por una de estas causas, será por la otra. Y así el investigador mas versado en una de estas supuestas teorías será el que más destaque, no sin antes preparar a fondo su teoría para presentarla a sus compañeros investigadores y gente interesada con bombo y platillo, argumentando que se trata de una primicia, pero la verdad, nada es nuevo y es lo mismo que se dijo en el pasado con algunos pequeños cambios que han sido modificados y aumentados, pero es lo mismo. Tal parece que dentro del fenómeno de los no identificados no hay memoria y uno está condenado a oír y repetir lo mismo. Y aun que no es una ley, en un gran porcentaje de los casos es la “Mente Selectiva” del investigador, del interesado o el aficionado, que especula y supone que pueda haber una posible relación, en donde no hay nada... Los visitantes están aquí y la historia nos demuestra que tal vez siempre han estado, pero por ahora las razones de sus manifestaciones, de su presencia en nuestro país y otras partes del mundo, tal parece que las ponemos nosotros… ¿No cree usted?

No hay comentarios:

Publicar un comentario