martes, 17 de mayo de 2011

EL FIN DEL MUNDO...

LOCOS, FANATICOS E IGNORATES

Roberto S. Contreras Esparza


Desde hace años, han existido personas extraña, tipos que aseguran contar con una gran verdad para manipular o conseguir lo que necesitan, siendo los menos informados quienes sufren estas raras afirmaciones. Cada cierto periodo, el planeta tiene que enfrentar a locos catastrofistas que intentan acabar con la humanidad, basándose en supuestos escritos antiguos, mensajes divinos o cósmicos y demás extrañas explicaciones que solo ellos comprenden. Año tras año, aparecen estos avisos, mensajes muy estúpidos y de origen indefinido, propiciados y difundidos por intereses muy personales, que nos previenen del aniquilamiento mundial. Y esto no es nada nuevo, porque si hurgamos en el pasado nos percataremos que esto “avisos”, son más común de lo que creemos… ¿Pero que hace que este tipo de noticias aparezcan y se expandan?, ¿Qué provoca que la gente se preste a repetir estas supuestas predicciones sin ponerse a reflexionar un minuto sobre la realidad del mensaje o profecía, por más absurdos y grotescos que sean?

UFOPATAS, SECTARIOS, PARA ANORMALES, MISTICOLOCOS
Y OTRAS RAREZAS



Como podemos apreciar, gracias a la tecnología y este medio que es la internet, la red de redes, ahora se ha globalizado la información y este tipo de noticias (fatalistas) se expanden como epidemia, algo que jamás lo hubiéramos imaginado. Al reflexionar sobre este hecho encontramos que dentro del perfil de tipos que propaga, copiando y pegando como enajenados todo tipo de avisos a los sitio sociales de la red, advirtiendo constantemente grandes males para la humanidad y el tan mencionado fin del mundo para el 2012, encontramos a gente con estas constantes características.

GENTE MUY EXTRAÑA


1 - Personajes solitarios. 2 - Mujeres que no tienen vida social y se la pasan subiendo de todo a la red y en especial este tipo de notas. 3 - Gente de capacidad intelectual limitada. 5 - Fanáticos místicos y supersticiosos. 6 - Personas que no están bien de sus facultades mentales. 7 - Supuestos contactados que dicen poseer profundos mensajes y que en realidad hacen esto para obtener un poco de atención. 8 - Tipos que trabajan en medios de comunicación y que son alarmistas, que se valen de estos temas para hacerse notar y tener más (borregos) seguidores que no se paran a reflexionar por si solos lo que les dicen. 9 - Falsos gurús e iluminados que con amenazas de este tipo manipulan a sus agremiados. 10 - Personajes que expanden estas noticias para sacarle provecho económico, dando platicas o conferencias, escribiendo libros o notas al respecto llenas de amarillismo y mentiras exageradas.


¿Y CUAL ERES TÚ?


Tal vez se nos escapan algunos que ustedes ya hayan citado en su mente, pero sería mejor tratar de ubicarte en cuál de estos personajes encajas tú, o que has hecho para detener esta serie de mentiras con tintes proféticos tontos y absurdos. Lo cierto es que este sentir de pensamiento negativo, no ayuda en nada, solo nos sume en la expectativa e incertidumbre. Estas personas continúan difundiendo esos mensajes cobijados por su ignorancia e indefinidos provechos personales. Pero, analizando bien, todo esto es una gran falacia, no sucederá nada de eso que pregonan, aunque ellos sabrán dar una explicación a sus fallidas predicciones y buscaran otro momento y circunstancia para volver al ataque.

ELLOS SON LA ESPERANZA PARA UNA NUEVA VIDA



Hay más cosas buenas que malas, existe más gente integra de grandes pensamientos que procuran y hacen lo que está a su alcance para ser mejores como hijos, esposos, padres y seres humanos. Y lo comprendamos o no, el mundo gira como debiera, tal vez con algunas modificaciones que le hemos ocasionado, pero ya se hace conciencia para ello y esto sirve más que el estar constantemente difundiendo esas profecías amarillistas e ilógicos. Hagamos algo para dejarles un planeta mejor a nuestros hijos, para detener tanta estupidez, para no hacerle acaso a esas raras personas que nos envían este tipo de cosas a nuestros correos, hagamos más por informar y orientar a quien no sabe. Y así tal vez podremos para un poco todo este tipo de mensajes fatalistas, que si reflexionamos bien, no sirven, ni nos llevan a nada bueno… ¿O usted amigo, qué opina?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada