loading...

martes, 3 de septiembre de 2013

DON PEDRO FERRIZ SANTACRUZ... EL PIONERO

DE LA OVNILOGIA EN MÉXICO, EN MEMORIA 1921-2013
Roberto S. Contreras Esparza
De Don Pedro Ferriz, podríamos hablar infinidad sobre sus logros y no solo en el mundo del fenómeno OVNI, pues en su carrera profesional hizo una gran cantidad de cosas, pero para eso hay otros medios que lo mencionaran amplia y profundamente por toda su relevancia que tenía en tantas metas obtenidas. En esta ocasión, solo tratare de platicarles algo de su legado entorno al fenómeno OVNI y mis encuentros esporádicos con él, con él pionero, con Don Pedro Santacruz.

Desde muy pequeño me han interesado los temas anómalos, pensar o creer en la vida fuera del planeta me fascinaba, me hacia imaginar y suponer infinidad de posibilidades, crecí con la imagen de Don Pedro Ferriz como máximo divulgador de los no identificados, y trataba de buscar todo lo que de él se publicara. Tiempo después fui comprendiendo que Don Pedro era el pionero, el iniciador, el más formal en la divulgación e investigación sobre los OVNIs en nuestro país y tenía una manera muy especial de informar que casi podríamos decir, llevaba de la mano imaginándonos esos lugares que en su reportajes mencionaba.


Al iniciarme en el campo de la investigación, al comenzar escribir sobre los no identificados, busque y trate de entrevistar a Don Pedro y un cierto día ya tenía una cita para platicar con él, y me había citado en su casa del Pedregal de San Ángel, algo para mi impactante, un sueño a cumplir y que pude realizar. Después de ese encuentro primario, por fortuna pude contar con cierta amistad de Don Pedro y así fui invitado en múltiples ocasiones a su programa “UN MUNDO NOS VIGILA”, y aunque suena jactancioso, soy de los pocos que podíamos presumir de ese privilegio.
Por ejemplo, cuando los visitaba y llevaba mis revistas de Conexión Paranormal, el programa dejaba de hablar sobre extraterrestres, para que Don Pedro compartiera algunas de sus anécdotas de tipo sobrenatural, por ejemplo, recuerdo marcadamente cuando nos mencionaba sobre el verdadero origen de la “mano peluda”, como el vivió a corta edad ese extraño encuentro que tuvo en su niñez un día de Reyes, con un “duende u hombrecillo”, que se manifestó ante él, y de esa anécdota familiar que mencionaba cuando la recordaba, que al cambiarse de vivienda su familia llevaban consigo a una de esta entidades, un “duende”, y en especial, sobre ese extraños caso donde un “niño de sencilla vestimenta” apareció en una primaria de aquí en el Distrito Federal, además tantos otros raros casos que en sus larga vida el pudo conocer e investigar.

Visitar a Don Pedro en su programa, era especial para mí, mas aun cuando trabajaba como director editorial de la revista Tercer Milenio de Jaime Maussan (y creo que en México a quien le gusta e interese el tema OVNI, bien saben porque), Don Pedro nunca me dijo nada y llego a comprender mi posición, cosa que agradecí mucho, pues estaba ahí en su programa, hablando de todos estos temas que nos apasionaban, y ya a últimas fechas con los enlaces que tenia con el buen Héctor Sampson, así había oportunidad de saludarlo. Hablaba de todo, de sus múltiples libros que publico, de sus entrevistas, de su inmersión en la física cuántica y su relación o posible explicación del fenómeno OVNI, de todo ese recorrido y experiencia que le habían dejado los años y el sitio tan especial que mantenía dentro de la investigación en México, que por cierto Don Pedro, no creía en el contactismo y difícilmente aceptaba esa interesante posibilidad.


Nunca acepto la nueva forma de ver y tratar al fenómeno y rechazaba tajantemente todo lo que de él dijeran personajes como Jaime Maussan, un sentimiento que era muy marcado, aunque me consta que Jaime Maussan, lo respetaba y de cierta forma lo admiraba. Tanto así que tuve una vaga intención de reunirlos en varias ocasiones, e incluso invitarlo al último gran congreso que Maussan Organizo en el DF (y de eso Héctor Sampson fue testigo), pero por cuestiones muy personales de Don Pedro nos fue imposible… Pero lo intente.
Por todo esto, con sus teorías, con sus investigaciones, con sus libros y programas de radio y televisión en México y mas allá, por todo lo que hizo por tratar de divulgar y abrir camino en un terreno que por aquellos años eran muy difícil de tratar para él y de quienes creían en los visitantes espaciales y la parafernalia del fenómeno OVNI, podemos ahora reconocer ese acervo que nos ha dejado, para todo aquel que se siente inclinado por los no identificados, bien sabemos que él fue el pionero y del lugar que siempre ha tenido en la historia de México y la investigación OVNI, y que además fue su pasión.

Lamentablemente, y como ocurre siempre, no faltara el tipo o personaje que aproveche su ausencia para asegurar, para mencionar a los cuatro vientos que era su gran amigo, que convivio mucho tiempo con él, mostraran imágenes, inventaran anécdotas y buscaran algo de su brillo, porque así son ciertas personas (y de esos personajes conozco algunos), pero quienes conocían a Don Pedro realmente, podrán dar cuenta de ellos y desmentir a estos raros vivales.


Desafortunadamente, la vida de este gran personaje llego a su fin, y aunque sabemos que últimamente ya no tenía la vigencia de antes, podíamos escucharlo los fines de semana, comentando aspectos de su vida. Don Pedro guardaba mucho material sobre lo que recabo todos estos años, en sus investigaciones que ojala salga a la luz algún día, pues aportaría elementos interesantes a la investigación, también nos quedan sus libros, que todo aquel incipiente interesado debería de leer, para que pueda entender lo que representan los OVNIs ente nosotros. Por todo esto y al estar consciente que se ha ido un gran personaje, solo me queda decir… Señor usted ya sabe ahora, cual es el mundos que nos vigilan, y donde quiera que se encuentre… Buen viaje. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario