loading...

sábado, 1 de abril de 2017

VUDÚ Y ZOMBIS

SINCRETISMO ENTRE MITO Y REALIDADES
Por Roberto S. Contreras Esparza
Sobre el Vudú sabemos poco, pero que mezcla elementos del cristianismo y de las religiones africanas animistas y fetichistas y que se caracteriza por practicar sacrificios rituales y por tener el trance como modo de comunicación con los dioses. Vudú es un derivado de las religiones conocidas más antiguas del mundo, que han existido en África desde el comienzo de la civilización humana. Algunas estimaciones afirman que estas civilizaciones y religiones tienen más de 10.000 años de antigüedad. De este modo, se identifica al vudú como el mejor ejemplo de sincretismo africano en las Américas. Aunque su sabiduría esencial se originó en diferentes partes de África mucho antes que los europeos comenzaran la trata de esclavos, la estructura del vudú, tal como la conocemos hoy, nació en Haití durante la colonización europea de América.

LOS INCREÍBLES ZOMBIS
En esta religión es donde vemos y sabemos sobre los zombis, pero no como nos los presentan  en películas y programas muy exagerados, no, ya que el zombi en el vudú es algo inherente y apegado a sus usos y costumbres, en donde el zombi es la representación de un cadáver que de una u otra manera puede resucitar o volver a la vida. Muchas de las diferentes relaciones que se muestran con uno de ellos es una figura legendaria propia del culto vudú. Se trata de un muerto resucitado por medios mágicos por un hechicero para convertirlo en su esclavo. De acuerdo con la creencia, un houngan, bokor o hechicero vudú, sería capaz, mediante un ritual, de resucitar a un muerto, que quedaría, sometido en adelante a la voluntad de la persona que le devuelve la vida. En la actualidad se sabe que ese efecto lo ocasiona ciertas mezclas que muy pocos conoces y con ellos elaboran un poderoso compuesto que afecta directamente al cerebro.

DE ÁFRICA A HAITÍ
Un tema, una religión muy interesante que por no conocerla o saber algo sobre ella se nos presenta de una forma muy exagerada, pero su realidad es otra. En esta ocasión y para conocer un poco sobre este culto, platicamos y entrevistamos a una amiga Alba Anahí, que practica esa religión y nos respondió varias preguntas sobre el misterioso y enigmático Vudú. He aquí la interesante entrevista:

Roberto S.: Aunque en algunas cosas trabajamos juntos y podría decir que eres parte de CONEXIÓN PARANORMAL, para quienes nos leen, ¿quién eres y a que te dedicas?
Alba Anahí: Hola soy Alba y me dedico a las artes plásticas en este trabajo me inclino a hacer muñecas y en especial en el tema de las religiones afrocaribeñas específicamente el voodoo.

Roberto S.: ¿Cómo llega el Vudú a México?
Alba Anahí: Bueno directamente a México no lo creo, el vudú viene de África, del Congo y Dahomey, cuando los esclavos llegan a Haití, su religión costumbres, tradiciones y dioses llegan con ellos y bueno a partir de la llegada de los esclavos africanos podemos empezar a hablar de sincretismo y de una diáspora africana.

COMO CUALQUIER RELIGIÓN SE BUSCA TRASCENDER
Roberto S.: ¿Qué lugar o sitios hay para saber del Vudú en México?
Alba Anahí: Yo lo aprendí por qué mi familia siempre tuvo que ver con el espiritismo y lo ocultista, en libros y con gente de África y de Nueva Orleans.

Roberto S.: ¿Para ti que es el Vudú?
Alba Anahí: Es una religión como cualquier otra en la que se adora a los antepasados y se busca llegar de nuevo con ellos.

Roberto S.: ¿Cómo entras a esta religión?
Alba Anahí: Él vudú se basa en la adoración a los antepasados y a los Lwas o Loas, si hay una iniciación como en todo. Eso depende de la casa ilé (templo), como religión el vudú es algo muy personal ya que uno debe estar seguro de su línea sanguínea sus familiares y su identidad cultural todo tiene que ver de dónde venimos y a donde vamos, todos somos parte de todo.

Roberto S.: ¿Esta religión, se usa para dañar o hacer el bien?
Alba Anahí: Pues como en cualquier religión se busca trascender, lo ideal es llegar de nuevo con nuestra familia, unir nuestro ashe  a todo y para llegar pues lo ideal será hacer lo mejor en el camino sin generar culpas ni contradicciones.

SON PARTE DE LA DIÁSPORA AFRICANA
Roberto S.: ¿Tiene que ver algo con la Santería, el Palo Mayombe o la Santa Muerte? Nada que ver.
Alba Anahí: La Santería y el Palo Mayombe corresponden también a la diáspora africana que mediante su sincretismo con las creencias judeo-cristianas pues se dieron lugar de acuerdo a la cultura y tradiciones de las zonas de América a donde llegaron, podríamos decir que son parecidas pero no iguales, en cuanto a la Santa Muerte, eso si no se ni que sea o si se considera algo religioso o de dónde salió, lo desconozco totalmente en base a cuestiones africanas.

Roberto S.: ¿Por qué crees que la gente las revuelve y habla de ellas como si fuera lo mismo?
Alba Anahí: Bueno pues por ignorancia en primer lugar, cuando una persona escucha vudú pues se le viene a la cabeza la parte adivinatoria y la magia y ni cuantas cosas más que no tienen que ver con una religión original.

UN POLVO FABRICADO A BASE DE VENENOS DE ANIMALES Y PLANTAS
Roberto S.: ¿Qué hay sobre los Muñecos Vudú y para qué son?
Alba Anahí: Pues las personas creerán que el principio de los muñecos es la magia por contacto pero en si el objeto fetiche es para atraer un ashe (un espíritu o entidad) y que se quede en el objeto fetiche (el muñeco) a modo de protección, algo así como cuando en el catolicismo se dice que el cuerpo y la sangre se encuentran en el vino y la ostia.

Roberto S.: ¿Que se necesitas para entrar a esta religión o movimiento?
Alba Anahí: Tener fe como en todo, creer, adorar a tus antepasados, saber de dónde vienes y a dónde vas, de que viene tu propia identidad cultural.

Roberto S.: Hay personas que increíblemente que parezca, cree en los zombis, esto es originario del Vudú pero ¿tú que nos podrías contar sobre esto?
Alba Anahí: En un principio es un polvo fabricado a base de venenos de animales y plantas esta mezcla se sopla en la persona a convertir en “zombi” y pues nada, entra a su sistema nervioso central y queda algo mal, como el toloache en México pero súper potente.

EL MUÑECO ES EL ENCARGADO DE RECIBIR EL ASHE
Roberto S.: Tú haces muñecos, ahora muchos Vudú, cuéntanos ¿para qué sirven y que funciones tienen?
Alba Anahí: Objeto fetiche, y para ofrendar. Hay misas que son de vudú haitiano en donde las cosas si van enfocadas a un ritual mágico-religioso en el vudú tradicional si hay rituales pero el muñeco es el encargado de recibir el ashe de algún lwa o espíritu para ser parte de una ofrenda o tenerlo como objeto fetiche, ahora si para alguna situación particular, sin embargo la ofrenda es un agradecimiento no una petición.

Roberto S.: ¿Ahora que función desempeñas tú en el Vudú?
Alba Anahí: Soy practicante, además que disfruto mucho de aprender.

Roberto S.: ¿Cómo te contactan para saber más de lo que haces y de tus increíbles muñecos?
Alba Anahí: Un correo a mi mail personal freakshowdolls@gmail.com, o escribirte a ti para que nos digan sus inquietudes conexionparanormal@hotmail.com y si necesitan algo de lo que hago.

Roberto S.: Alba, gracias.

UN SINCRETISMO QUE ES CONFUNDIDO Y TEMIDO POR SU DESCONOCIMIENTO
Decir Vudú, nos remite a las películas y a la exagerada información que de ello se tiene, estamos acostumbrados que cuando no sabemos e ignoramos, nos burlamos, criticamos y nos da miedo, esta religión es como muchas otras, conocer un poco de ella nos hará comprender que no es lo que nos presentan, no es como uno se imagina, especialmente ese tema tan explotado y manipulado que son los zombis e increíblemente hay quien creen que son como las películas y series de TV. Aquí conocimos un poco de lo que es la religión Vudú, una interesante forma de pensar, de ver la vida y de entender que somos y a que venimos. Ya la conclusión sobre esta interesante entrevista, la tendrá usted.

ANTES DE CONCLUIR, ALGO SOBRE LOS TEMIDOS ZOMBIS
Etnólogos e historiadores han llegado a la conclusión de que el zombi haitiano, en su génesis, está íntimamente relacionado con la esclavitud y la opresión dentro de Haití. En 1697 se dio la primera aparición significativa del concepto y la palabra zombi, dentro de la novela autobiográfica de Pierre-Corneille de Blessebois, (Le Zombi du Grand Pérou, ou La comtesse de Cocagne). Dentro de la novela la figura del zombi resulta muy ambigua y se refiere principalmente a una entidad incorpórea. También en el siglo XIX, el visitador y ministro residente en Haití Spenser St. John contaba a sus amistades británicas cuentos de canibalismo y vudú que incluían la ingesta de infantes y la exhumación de cadáveres como parte de ciertos rituales. La relación entre el esclavo y la figura del zombi ha sido anotada por varios estudiosos del tema; generalmente se comparan características como los hábitos de comida, la ropa rasgada, la transición hacia la esclavitud marcada por el bautismo o la asignación de un nuevo nombre, la pérdida de toda relación con el ser que se era antes de la esclavitud, la muerte social, ausencia de un rito funeral luego de la muerte y su estatus sociológico de objeto. La figura del zombi en Haití también pudo haber surgido como receptáculo o representación del miedo que causaban la esclavitud y sus consecuencias dentro de la isla, incluso se le ha relacionado, en su origen, con el mesmerismo. Se ha argumentado también que el concepto de zombi proliferó (sobre todo a principios del siglo XX, y principalmente en Norteamérica), gracias al contexto de explotación y denigración en Haití, debido a que productos culturales como el libro The Magic Island (1929) de William Seabrook o la película The White Zombie (1932) de Víctor Halperin pudieron haber ayudado a justificar (en la opinión pública norteamericana) la intervención política y militar de los Estados Unidos de América (entre 1915 y 1934) en una isla considerada “barbárica”. Es importante mencionar también que el concepto de zombi en Haití está fuertemente anclado a la creencia del alma dual, y esta forma de concebir el alma ya estaba presente (con diversos matices) dentro de algunas religiones africanas (en Benín, Camerún, Ghana, Nigeria, Togo, Tanzania, y Zaire, por ejemplo). Por lo tanto es importante, a la hora de discutir los orígenes del concepto de zombi', tener en cuenta la significativa relación que guarda la religión vudú con algunas de las religiones africanas. A través de la literatura y los diarios de viajero, la figura del zombi pasó a ser parte de la cultura popular mundial, pero se puede decir que “desde sus primeras apariciones en la literatura, la palabra zombi ya estaba relacionada con el luto, la muerte y la esclavitud”.

(https://wikipedia.org/Zombi#Origenes_del_zombi)

No hay comentarios:

Publicar un comentario