martes, 10 de julio de 2012

LOS OVNIS BILÓGICOS

ANOMALÍAS VOLADORAS ALARGADAS NO IDENTIFICADAS
Por: Roberto S. Contreras Esparza

Para las personas que sienten una atracción especial por los sucesos extraños, en la actualidad hay un acontecimiento especial e interesante que necesita ser estudiado y que merece especial atención por quienes se interesan en estos temas. Por su forma y modo de manifestarse se le ha relacionado con los OVNIS. Sí, son esos objetos alargados de forma como algodón, o “gusanos”, llenos de esferas que se manifiestan (tal vez siempre han estado ahí), en los cielos y que han sido captados en varias partes del país, elaborando espectaculares maniobras aéreas “como si tuvieran vida“. Se trata de los llamados EBANI o AVANI. Mi interés por estos portentos desconocidos surgió cuando llegó a mí un interesante video que mostraba el extraño vuelo de varias de estas “cosas”, el cual fue grabado por dos cámaras, con dos diferentes testigos en una azotea de la colonia Anáhuac. Al indagar sobre cómo se manifestó ese suceso, fue posible dialogar con uno de los protagonistas, Enrique N. Sánchez, quien a grandes rasgos relató su avistamiento.

LA ENTREVISTAISTA
R. S. C.: ¿Podrías platicar qué es lo que viste?
E. N. S.: Lo que vi fue algo como tipo gusanos, eran cinco y se iban moviendo, haciendo raras formas, uno se quedó estático y dos se movían, después llegaron otros dos, era uno de color verde y los otros cuatro blancos.

R. S. C.: ¿Cómo es que los viste?
E. N. S.: Pues la curiosidad de estar volteando al cielo y sí, al alzar la vista los vi y ahí estaban, como una bola que poco a poco se fue desenvolviendo.

R. S. C.: ¿Tú ya tenías referencia de esto sucesos y cuándo fue que los viste?
E. N. S.: Sí, por la televisión, y lo grabé el día 10 de febrero por la mañana, el cielo estaba claro y eran aproximadamente como las 10 de la mañana.

PARECEN INTELIGENTES, COMO VIVOS
R. S. C.: ¿Qué crees que sea esto, eso que grabaste?
E. N. S.: Pues, objetos no identificados, tal vez de otro planeta, seres que nos visitan, ya que he grabado otros y su movimiento no es común. Parecen inteligentes, por ejemplo, en una ocasión vi dos esferas que al grabarlas pasaron, pero no sé, como que detectaron lo que yo hacía, ya que una de esas esferas se regresó y eso me dio tiempo de grabarla un poco más. Por eso considero que podrían ser de otro planeta, como estos “gusanos” que son tan raros.

R. S. C.: ¿Cómo dejaste de ver a estos “gusanos”?
E. N. S.: Pues se perdieron poco a poco volando hacia arriba, pero uno de ellos se quedó, fue al que le dimos más atención, hacía formas muy raras y lo pudimos grabar más de tres minutos. Después se elevó y desapareció. Al principio esos objetos ya tenían más tiempo volando ahí, porque primero los vimos y minutos después ya decidimos grabarlos. Pienso que este suceso lo miraron muchas personas, eran muy claros y aunque volaban alto, sí destacaban en el fondo azul del cielo. La verdad fue un espectáculo muy interesante que te hace pensar en qué podrán ser esas cosas que aparecen de vez en cuando sobre nosotros. He podido ver más cosas en el cielo, pero desafortunadamente no he podido grabarlos.

R. S. C.: Muchas gracias por tu tiempo.

¿QUÉ SON ESTAS EXTRAÑAS MANIFESTACIONES?
Pero… ¿qué es este fenómeno?, ¿de dónde vienen?, ¿son seres vivos o algún tipo de artefacto extraterrestre?, ¿pertenecen a la Tierra o son alguna especie de fauna hasta ahora desconocida? Sabemos que a través de la casuística del fenómeno OVNI, ha habido testigos que han estado muy cerca de algunos OVNIS y han comentado conscientemente que… “parecían estar vivos”. Refieren que al estar ante estos objetos les dio la sensación de estar frente a algo vivo, algo palpitante, presenciar algo de aspecto biológico.
(Debemos de tomar en cuenta que mientras no se conozca más sobre estas extrañas manifestaciones voladoras, sólo podremos formar conjeturas y muchas de ellas, increíbles e interesantes). La teoría referente a que muchos de los no identificados reportados, fotografiados y grabados constantemente en todo el mundo en años recientes, bien podrían tratarse de seres vivos. No es nueva esta hipótesis, ya que ha habido investigadores que han planteado esta interesante posibilidad y uno de los más destacados fue el polémico Trevor James Constable, con sus increíbles “Critters”.

PERO, ¿QUIÉN ERA ESTE PERSONAJE?
James Trevor nació en Nueva Zelanda en 1925. Al salir de la secundaria, se unió a la Marina mercante neozelandesa. Tras un año, se enlistó en la Marina mercante británica, donde sirvió cinco años, e incluso trabajó en el Queen Mary. En 1952 llegó a Estados Unidos y nuevamente se enroló en la Marina, como oficial de radio electrónica. También trabajó para la Matson Navigation Company, en el SS Maui, el barco donde realizó varios de sus experimentos de manipulación del clima, utilizando un Cloudbuster inventado por Wilhelm Reich, basado en los principios de Rudolf Steiner y Gunther Wachsmuth sobre el éter. Tras servir 14 años en el SS Maui abandonó el Cloudbuster y comenzó sus experimentos basados en formas “biogeométricas” y la geometría de pi. Construyó generadores de vórtices para acceder al continum ethérico “a través de movimientos espirales armónicos”.

UTILIZANDO PELÍCULA INFRARROJA
Tiempo después, ayudado por un tal Robert McCullough, y con una cámara cargada con rollos sensibles al infrarrojo, Constable partió en un safari muy especial logrando captar varias fotografías de curiosas formaciones que parecían amebas gigantescas. Usaron varias técnicas, para las fotos fijas y una Súper Minolta XL400 de 8 mm. y rollo Ektachrome para las películas. En ambos casos utilizaron filtros A18. Trevor obtuvo mejores resultados utilizando métodos y película infrarroja o en algunos casos, regulando la película en color de alta velocidad mediante un filtro infrarrojo 18A. Trevor utilizó una lente Leica G para cámara de 35 Mm. y Súper 8 fijas de la película en color para imágenes en movimiento y logró buenos resultados. Las fotografías que Trevor captó, sólo mostraban algo de los muchos que viven en la atmósfera, los “bioformas”, (como los llamaba) fueron captados con película infrarroja entre 1957 y 1962, en compañía de su amigo y colega, el doctor Jim Woods. Algunas de estas fotos se incluyeron en uno de sus libros de Trevor sobre este tema titulado, “Viven en el cielo“. Todo esto sucedió entre 1950 y 1960.

LOS INCREÍBLES “CRITTERS” DE TREVOR CONSTABLE
Más allá de posibles masas de aire caliente, Trevor aseguraba que las llamadas “naves espaciales” son tan “entéricas” como las bioformas, pues “están construidas de materia del plano entérico” y se mueven gracias a la energía orgánica. Sus constructores son una raza de seres inteligentes y benignos, los “etherians”, cuyo lenguaje es el mismo que el de nosotros, excepto que se emite en un nivel más alto. Su nave se hace visible y tangible cuando ellos se materializan en nuestro mundo. Y James Constable iba más lejos, pues aseguraba que existían fuerzas malévolas de la cuarta dimensión, llamadas “poderes ahrimanicos”, que tratan de esclavizar a la humanidad. Los “critters” son parte de una de las razas raíz mencionadas por Helena Petrovna Blavatsky, los “polarian”, que viven en un nivel pránico, por lo que no se ven afectados por ninguno de los elementos (agua, aire, tierra o fuego). Para Constable, los “critters” eran seres proteicos capaces de cambiar a voluntad su forma, color y temperatura. Se trataría, según el investigador, de entidades que viven en varias dimensiones, es decir multidimensionales. Los “critters” incluso podían viajar en el tiempo y su origen se remonta al “pasado plasmático del Universo”. La existencia de esos organismos parece plasmática en esencia, es decir su forma está expresada en sustancia calórica. Viajan de modo vibratorio, inflándose y encogiéndose cíclicamente mientras se mueven por el aire.

POR AHORA SÓLO TENEMOS CONJETURAS
Increíbles conclusiones, muy polémicas que aquí se presentan no porque Trevor haya tenido razón, sino para recordar a un personaje que en el pasado se interesó en ese tipo extraño de formas que de vez en cuando surcan el cielo. En la actualidad faltan elementos para llegar a tan descabelladas hipótesis. No obstante, las descripciones tan específicas que hace este investigador sobre esas formas voladoras son muy semejantes a las que vemos en estos días, y hacen suponer que no se trata de un suceso reciente, pero por algún motivo y tal vez por la tecnología disponible han sido vídeo grabadas con más continuidad. Un fenómeno que personalmente considero abre un interesante campo de investigación y del cual usted será informado, sobre su presencia en los cielos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario