viernes, 27 de julio de 2018

XIHUINGO HISTÓRICO Y MISTERIOSO

EL LUGAR DONDE SE MIDE EL TIEMPO
Roberto S. Contreras Esparza
Recientemente fuimos invitados a ver y conocer un lugar en donde, desde hace tiempo quien pasa por ahí y sus habitantes, han reportado la manifestación de objetos desconocidos. Me enviaron algunas imágenes previamente y algo de información, para saber a que lugar nos dirigiríamos. En las fotografías, que la mayoría de ellas han sido captadas de forma fortuita, se aprecian, lo que parecen ser “esferas” de tonalidades negras, metálicas o blancas. Este tipo de evidencia y manifestación de estos objetos, nos hace suponer sobre la fuerte actividad que hay en la zona y el interés que género en nosotros fue mayor.
Ya armados con cierta información y equipo adecuado, en conjunto con mis compañeros Cruz Rubio y Karen Romero, salimos a cubrir lo que esos reportes nos manifestaban. Llegando primeramente a Ciudad Sahagún y de ahí por un camino de terracería hasta donde ya nos esperaban un grupo de buenos amigos que, nos mantuvieron al tanto de lo que ahí acontecía y de inmediato nos dieron detalle de lo que ahí sucedía y lo que algunos de ellos habían podido captar en varias ocasiones al estar en esa interesante área.

UN SITIO SIGNIFICATIVO PARA INVESTIGAR
Nos mostraron una serie de imágenes que ellos han captado con la cámara de su celular y aunque no son profesionales sobre el tema de los no identificado, este hecho tan repetitivo les ha llamado fuertemente la atención, tanto así que, entre ellos mismos, se comentan y muestran lo que captan, y se preguntan, ¿por qué ahí? se captan estas cosas en el aire, que la mayoría de veces son invisibles a simple vista. Hay que resaltar que las “observaciones” si así se les puede llamar, son realizadas con los celulares. Y algunos de ellos, ya tienen horas y zonas establecidas por donde estas “esferas” pasan. Su técnica es apuntar hacia los cerros cercanos, por donde creen que circulan estos objetos y disparar sus cámaras varias veces e increíblemente, ahí salen “cosas”.
Hay que tomar en cuenta que, ellos están bien conscientes de lo que podrían ser insectos, aves u otra cosa conocidas, e incluso toman a gavilanes y águilas o abejas e insectos para hacer comparaciones con lo que ellos llaman “esferas” u objetos no identificados, y ya saben descartar un objeto conocido con lo que no lo es. Esto es muy interesante y creo que se debería de investigar más, un hecho que les pedimos y acordamos al platicar con ellos. Tal vez, así se podrá obtener más información sobre esos avistamientos. Lamentablemente por cuestiones ajenas a nosotros, no se puede hablar y mencionar mucho sobre ciertos detalles, pero próximamente esperamos poder informales y mostraremos material de lo que ahí sucede.

TEPEAPULCO UN LUGAR HISTÓRICO
En el área pudimos conocer y adentrarnos a una zona arqueológica poco conocida, donde hay una espectacular pirámide con marcados rasgos teotihuacanos. Esta enclavada en la zona de hidalguense, y para saber algo de su historia y en donde estamos ubicados, veamos qué hay de este lugar en la historia. Tepeapulco, es una localidad mexicana, cabecera del municipio del mismo nombre. La palabra Tepeapulco significa en náhuatl: “en el cerro grande” o “lugar donde baja agua del cerro”. La cercanía de la región sur del estado de Hidalgo con la capital del Imperio Mexica, permitió que esta porción del territorio hidalguense fuera uno de los primeros lugares por donde incursionaron los españoles.
Estas correrías las inicia el mismo Hernán Cortés cuando, después de la derrota de “la noche triste o alegre para nosotros”, que pasa con sus huestes tocando Tepeapulco y Apan, con rumbo hacia su refugio en Tlaxcala. Posteriormente, el conquistador construyó el inmueble que se conoce como Casa de Hernán Cortés. Ya en 1530 se había constituido el Convento y designado a Fray Andrés de Olmos como su primer custodio, Fray Bernardino de Sahagún lo habitó entre 1558 a 1560 estudiando y recogiendo datos para su extraordinaria “Historia General de las Cosas de la Nueva España”.

PASO DE ESPAÑOLES Y ASENTAMIENTO DE FRANCISCANOS
Existe una fuente que los franciscanos construyeron en el poblado en 1545 con el fin de abastecer de agua a la población (es llamado caja de agua); el agua surge de unos leones de piedra hacia los lavaderos, que hoy están modificados, pero nos permite imaginar la convivencia que en ellos existía. La primera construcción fue reedificada en 1577 siendo guardián Fray Diego de la Peña.
Por otro lado, los encargados de efectuar las tareas de evangelización fueron los miembros de las órdenes de San Francisco de Asís, habiendo sido los primeros en llegar a estas tierras partiendo de los monasterios que tenían en Texcoco y México; penetrando a Tepeapulco donde se establecieron en 1527. En 1824 se elevó a categoría de municipio Tepeapulco y el 15 de enero de 1869 el presidente Benito Juárez García elevó al Distrito Militar del Estado de México a la categoría de entidad federativa con el nombre de Estado de Hidalgo en honor al padre de la Independencia.

XIHUINGO UNA ZONA IMPRESIONANTE
Cerca de ahí se sitúa un importante asentamiento antiguo, al que deberíamos ponerle más atención y, sobre todo, estudio y mantenimiento. Nos referimos a la zona arqueológica de Xihuingo que esta localiza a 3 kilómetros al norte de la cabecera municipal de Tepeapulco, al pie de cerro del mismo nombre. La palabra de origen náhuatl que se deriva de xihutl-co, es decir, el lugar del año, y por extensión, se cree que es, el lugar donde se calcula o se registra el año. El cerro de Xihuingo, es una montaña ubicada en el Eje Neovolcánico, es la segunda elevación más importante del estado con 3.240 msnm, sólo superada por el cerro la Peñuela, por una diferencia de 110 msnm.
La zona arqueológica abarcaba una extensión aproximada de 1 km cuadrado. Existen en los acantilados aledaños algunas cruces punteadas como las de Teotihuacan que servían para cálculos astronómicos y que podrían estar relacionados con el nombre de esta zona. Numerosos petrograbados de diferentes épocas se localizan en los acantilados cercanos, así como también dos peñas decoradas con pinturas rupestres en color rojo, donde aparecen hombres esquemáticos armados de varas, y Las Tres Peñas, donde se encuentran plasmadas huellas de manos humanas y otros símbolos geométricos no identificados.
Cronológicamente queda enmarcado dentro de lo que los arqueólogos llaman Teotihuacan III y IV del periodo Clásico: años 300 a 750 d.C. Xihuingo era un pequeño pueblo comprendido dentro de los límites del área cultural teotihuacana. En Xihuingo pasaba una de las rutas de intercambio comercial que iba del altiplano central hacia el oriente. La ruta desde Teotihuacan pasaba por Tepeapulco, Otumba, Calpulalpan, Tlaxcala y de allí hasta la costa del Golfo. Destaca en esta zona arqueológica la pirámide llamada “El Tecolote” (porque en ella se encontró una escultura de esta ave), formada por tres cuerpos escalonados construidos por talud y tablero y sirve de eje a una amplia avenida semejante a la calzada de los muertos de Teotihuacán. El monumento está orientado hacia el poniente, y se construyó con la más pura técnica teotihuacana, ya que sus proporciones corresponden a este estilo.

EXTRAÑOS GRABADOS QUE NO SE ADAPTAN A LA IDEOLOGÍA PREHISPÁNICA
En la zona hay y pudimos apreciar piedras grabadas, algunas raras y otras con características de ciertas etnias de la región. Al respecto, les mostramos y preguntamos a un par de amigos que trabajan en el INAH (Instituto Nacional de Antropología e Historia) sobre cierto grabado con elementos muy llamativos y una historia o descripción de esa piedra tallada que raya en lo fantástico con tintes cósmicos. Y nos comentaron, que, si hay reportes de cierta exageración y manipulación por parte de personajes interesados o amantes de los temas sobre no identificados, grabados y leyendas que lamentablemente inventan y distorsionan la realidad que por sí sola, es maravillosa. Las figuras o grabados de esa roca, no encajan en la iconografía teotihuacana y de ninguna que sea prehispánica de la región. Y no esta registrada en los anales históricos de Xihuingo, por lo que se cree que fue hecha en años recientes.
Nosotros pudimos recorrer parte de los alrededores de la pirámide y nos intereso ir a una de las cuevas en donde se nos dijo que había grabados pictóricos. Al tratar de subir uno de eso cerros, nos abrimos camino entre rocas, espinas, nopales y plantas de la zona que hacían más difícil el acenso. Como pudimos, después de cierto tiempo, llegamos a una de varias cuevas pequeñas que están en los cerros cercanos. Al entrar nos encontramos con murciélagos y aunque es una cueva pequeña, era lo suficiente para resguardar a estos mamíferos voladores que salieron volando a nuestra llegada, lamentablemente, no encontramos tales marcas antiguas, ni grabados, ni pinturas, lo que si notamos es el vandalismo con grafitis en las paredes y sitios ahumados.
Estos actos de personajes con falta de conocimiento sobre la importancia y relevancia de su cultura ocasionan que suceda esto, y desafortunadamente, si hay había algo prehispánico, se ha perdido. Bajamos, cansados pero contentos de conocer lugares especiales de esa zona, hurgamos alrededor y pudimos percatarnos que hay grandes cantidades de cerámica diseminada por todos lados. Ojalá, las autoridades correspondientes pongan más atención y traten de combatir el vandalismo que está sufriendo esa pirámide del Tecolote, pues es patrimonio de México, un legado que aún tenemos de quienes nos antecedieron y un sitio altamente importante para conocer y aprender.

NO IDENTIFICADOS EN ESA ÁREA
Muy cerca de la zona arqueológica a varios kilómetros, hay un campo de tiro y minas, por ahí es la zona de avistamientos, ahí es en donde se han captado las esferas merodeando el área. Los reportes son muchos y hay evidencia fotográfica muy llamativa para analizar. Esperamos que muy pronto nos den luz verde y poder informales algo de lo mucho que sucede por esa área. Finalmente, queremos agradecer cordialmente a nuestros amigos David, León, Salvador, Israel, Ricardo, Marte y Alberto, que sin su ayuda y hospitalidad no hubiéramos podido llevar acabo esta interesante investigación… Gracias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario