jueves, 26 de abril de 2012

EVIDENCIA EXTRATERRESTRE AL PIE DEL VOLCÁN...

¿EXTRATERRESTRES EN EL MÉXICO PREHISPÁNICO?
Por: Roberto S. Contreras Esparza

Desde hace años, periódicamente exploramos y escribimos sobre los volcanes, el Popocatépetl o el Iztaccíhuatl y su relación con los no identificados y otras rarezas que por ahí suceden. En recorridos por sus alrededores hemos recogido interesantes testimonios y evidencias que lo hemos dejado plasmado en artículos que publicamos en revistas mexicanas como REPORTE OVNI, CONTACTO OVNI, EVIDENCIA EXTRATERRESTRE, CONEXIÓN PARANORMAL y TERCER MILENIO (que próximamente compartiremos). Por ejemplo, en una de esas investigaciones conocimos a un personaje que visitaba los volcanes con mucha frecuencia, pues era un rescatista consumado y nos platicó sobre una serie de sucesos muy especial y de otras experiencias que comparando con lo que acontece en estos días sobre el Popocatépetl, podemos encontrar una fascinante relación y la confirmación de que en los volcanes hay cierta actividad que va más allá de nuestra comprensiónSe especula que desde el inicio cuando apareció el hombre sobre la tierra ha convivido en secreto con seres de otros mundos, extraterrestres que en silencio lo han guiados y observado en su desarrollo, estudiándolo, vigilándolo sin intervenir directamente, pero si lo suficiente como para hacerle sentir esa presencia que genera su constancia, así como una gran cantidad de dudas y preguntas sobre nuestros posibles acompañantes. Se podría pensar que esta teoría es pura fantasía, pero dentro del estudio de los no identificados, esta hipótesis es muy recurrida ya que solo así se podrían explicar algunos hechos que sucedieron en el pasado por todo el mundo y que hoy en día nos resultan difíciles de asimilar.
EVIDENCIA INNEGABLE

Por ejemplo, las grandes construcciones que se encuentran dispersas por todo el orbe. Mitos, leyendas y tradiciones que nos hablan constantemente de los maestros, dioses y guías que llegaron del cielo en tiempos remotos tal vez para enseñar y guiar al hombre. Esos seres mitológicos, con poderes y tecnologías que ahora comenzamos a comprender. Además contamos con un sin fin de posibles pruebas como objetos, figurillas y construcciones que de alguna forma nos hablan de esa posible relación que había en el pasado con los seres de las estrellas. Los estudiosos de la astroarqueología, han aportado una buena cantidad de evidencia que se ha recabado entre las más importantes culturas del mundo. Pero debemos de considerar que debido a lo polémico del asunto, encontramos a investigadores que hacen relaciones de hechos y sucesos que rayan en lo absurdo e ilógico, dando saltos conceptuales de un tema a otro. Pero por fortuna, también hay interesantes trabajos, con elementos dignos de analizar, descubrimientos interesantes, a las cuales es difícil de darles una explicación, sin pensar en una posible influencia de una tecnología diferente a la que sé tenía en el pasado. En México, nuestro país es rico en culturas sabias y milenarias que se asentaron en diferentes áreas de nuestro territorio. Con una riqueza intelectual que aún nos falta por descubrir. En ellas encontramos alusiones y referencias de todo tipo a seres superiores, a héroes de gran conocimiento que influyeron en decisiones importantes de nuestros pueblos. Así mismo, hay relatos en códices, leyendas sobre seres que no se han podido identificar.
MÉXICO MÁGICO Y MISTERIOSO

Un buen ejemplo, hablemos de un descubrimiento que hace ya varios años atrás hiciera el señor Luis Soriano (que en paz descanse), a quien la gente de la región del poblado de Amecameca, lo conocía como el Tlaxquiche (Animal de la Nieve), y le decían así porque el señor Luis, era un rescatista, amante de los volcanes, el Popocatepetl y el Iztaccihuatl. Contaba con una gran cantidad de ascensiones y esto le permitía conocer muy bien a estos gigantes de roca más que otros. Entre sus múltiples ascensos a estos cerros, nuestro amigo acumulo interesantes experiencias e incluso en varias ocasiones nos hablo sobre sus diversos avistamientos, de encuentros con raras luces y objetos extraños en sitios inaccesibles. En cierta ocasión cuando le preguntamos sobre lo que pensaba que estaba sucediendo allá arriba en la cima de estos volcanes, nos comento lo siguiente: “Mira, seriamos muy egoístas de nuestra parte pensar que somos los únicos en el Universo, porque debe de haber gente o seres en algún planeta y esta gentecita viene acá de otro lado”.
HAY UN OVNI A LOS PIES DEL IZTACIHUATL

Al buscar información referente a los OVNIs y los volcanes, este señor, Luis Soriano, nos dio una fantástica prueba de lo que sabían nuestros antepasados de los visitantes, ya que en una de esas vistas al volcán Iztaccihuatl, encontró lo que sin duda parece ser un OVNI o nave extraterrestre, de aspecto muy similar a esas que son reportadas e incluso grabadas o fotografiadas por todo el mundo. Si, el señor Luis tropezó con una evidencia que si es real como él no lo aseguraba, sería un gran testimonio de esa relación con los seres del espacio y nuestros pueblos indígenas. Al platicar sobre este hallazgo, el Tlaxquiche nos comento lo siguiente, vea y compare.
 LA ENTREVISTA

R. S. C: Señor, ¿podría platicarnos sobre este objeto?
L. S.: Este “Platillo Volador”, lo encontramos cuando en grupo de rescatistas estábamos buscando una avioneta que sé había accidentado. Yo le dije al grupo que iba a bajar hasta Pipilulco y de ahí a Cerro Gordo, fue cuando llegue a un lugar, un montículo en donde me senté a esperarlos y cuando me apoye para sentarme bien, sentí que algo trono en mis pies, Pedro no vi nada. Ya después vi que estaba medio sospechoso. Con una vara que yo traía comencé a escarbar en lo que esperaba la llegada de los muchachos, cuando vi que salió un pedacito de cerámica y ya le puse más atención, haciendo un boquete más o menos grande. Fue cuando saque algo redondito, y es esto que ahí tengo (la figurilla).
R. S. C: ¿Usted dice que se le rompió la tapa?
L. S.: Si, fue el ruido que trono cuando me pare ahí. Parecía una de esas tapas que se le ponen a las cafeteritas, pero esa tapa que estaba rota fue la que mande a analizar con un amigo de nombre Arturo Montero, quien me dijo que este objeto tenía muchos años, que era muy antiguo.

R. S. C: ¿Por qué usted lo llama “Platillo Volador”?
L. S.: Porque tiene la forma, con tres hombrecitos en su interior y vea sus patitas de aterrizaje...
¿EVIDENCIA EXTRATERRESTRE?

Este gran señor, que al oírlo hablar sobre sus experiencias con los no identificados, escuchar las leyendas de esa zona y ver a este curioso objeto, uno no puede dejar de pensar en esa interesante posibilidad, de que nuestros antepasados conocían o sabían de la existencia de estos seres. Cabe mencionar, que el objeto medirá unos 30 centímetros de diámetro aproximadamente, con un peso de unos dos kilos, es de barro muy bien elaborado, en su interior podemos ver sentados alrededor mirando al centro a tres seres de largas orejas con rostro grotesco. Por debajo el objeto tiene tres protuberancias a manera de patas y sin lugar a dudas, si representa a una nave o platillo volador. Ahora sería muy interesante que Antropología, o alguna institución realizara los exámenes adecuados que nos confirmen su originalidad. Esto arrojaría mucha evidencia, algo que de ser cierto ya no se podría negar y confirmaría lo que los investigadores del fenómeno OVNI, siempre le ha dicho a la ciencia oficial. Que los visitantes, los extraterrestres siempre han estado aquí y mucho más cerca de nosotros de lo que imaginamos. Por último, ¿se imaginan que vieron o en quien se inspiraron los que hicieron este desconcertante artefacto?

No hay comentarios:

Publicar un comentario