martes, 6 de julio de 2010

EL OVNI QUE SE ESTRELLO EN COYAME, ES FALSO

Roberto S. Contreras Esparza

Hace unos meses se presento un caso muy especial que nos mostraba el increíble hecho sobre un OVNI que se había estrellado en Chihuahua México, en la década de los setentas. Francamente esto lo supe porque lo vi en el canal de televisión del History Channel, de lo contrario nunca hubiera sabido de algo que hubiese sido tan relevante en la historia de los no identificados en México. Después apareció un libro y se comenzó a hablar de este suceso que sinceramente no se de donde lo sacaron, pero no era el único que pensaba así, tal parece que de un incidente X, ahora lo han tratado de hacer parecer algo extraño e increíble, ya que se asegura que una nave de origen extraterrestre cayo en nuestro territorio al estrellarse con un avión... Pero ¿esto es verdad?, ¿hay evidencia objetiva sobre ello? o solo se ha inventado por razones aun desconocidas... Para que los interesados por los OVNIs con un conocimiento medio, así como para que los que se dicen o creen “especialistas”, aquí les hablaremos sobre dicho acontecimiento y sobre algo de lo que se dijo y sucedió entorno al incidente hace ya varias décadas atrás, que por cierto es de notar la forma tan específica, nítida y cronológicamente relatada que se ha dado del caso y esto después de tanto tiempo, es digno de recalcar. E aquí una fragmento del relato de cómo sucedieron más o menos los hechos:

La noche del 25 de agosto de 1974, a las 22:07 hrs. el radar de la defensa aérea de estadounidense detectó un objeto desconocido en el área del Golfo de México, que según se desplazaba a 4,500 Km. /h y a una altitud de 75,000 pies, en un curso calculando previamente entraría al territorio norteamericano cerca Corpus Christi, Texas. Extrañamente el objeto desaceleró dando una vuelta imprevista de 290° e iniciando un descenso en pendiente lenta, con dirección al espacio aéreo mexicano, a 64 km. del sur de Brownsville, Texas. El radar lo siguió hasta un punto cercano de la ciudad de Coyame, en el estado mexicano de Chihuahua. En este sitio el objeto volador desapareció repentinamente de las pantallas del radar. Mas adelante se supo que se trataba de un OVNI de forma discoidal de ocho metros de diámetro que por extrañas circunstancias y después de cruzar grandes distancias siderales, con una tecnología superior y muy avanzada llega a nuestro mundo a estrellarse con un avión de pasajeros que se dice venía procedente de El Paso, Texas. Inmediatamente al saber esto el gobierno de los Estados Unidos, la CIA tuvo que tomar providencias inmediatas y no permitir que el avión y el supuesto objeto de origen desconocido permanecieran en manos del gobierno mexicano.


HABIA MILITARES MEXICANOS MUERTOS

Sin embargo se averiguo mas tarde por medio de los satélites, que un convoy mexicano había detenido su marcha llegando antes a la colisión. La información posterior y fotografías obtenidas de este evento mostraban cuerpos humanos y todo el personal del equipo mexicano estaba muerto, la mayoría dentro de los carros. No se hace ninguna mención de los ocupantes del avión y se desconoce si recuperaron algún cuerpo extraterrestre. Además no se supo qué causó la muerte de los militares mexicanos. Se “especulo” que un producto químico lanzado del disco como resultado del daño, o a un agente microbiológico, resultando lógica la premisa de que los agentes mexicanos tomaron algún cuerpo extraterrestre para su análisis, aunque no hay una certeza en el dato. Pero al parecer el “OVNI” finalmente fue rescatado por la Fuerza Aérea Norteamericana, quien a través de helicópteros de guerra lo trasladó a territorio estadounidense por zonas desérticas. Este caso que sucedió en nuestro país a sido catalogado como el acontecimiento OVNI más impactante sucedido en México, incluso comparado al caso Roswell de Nuevo México, E. U. en 1947...

Pues más o menos así sucedieron las cosas, se detecto un OVNI (entiéndase como un objeto extraterrestre tripulado), que se interno en nuestros país, para luego ahí, chocar con un avión de pasajeros y por si esto no fuera poco, matan extrañamente a miembros del ejercito mexicanos. Hay una intromisión o invasión de soldados gringos a nuestro territorio de forma terrestre y aérea y sin que nadie diga ni haga nada al respecto culminan su obra, llevándose al objeto o “platillo volador” con tripulación incluida a los Estados Unidos.

EXTRAORDINARIA Y PELICULESCA RESEÑA

Increíble, simplemente increíble, como de ficción, además por si faltara algo en este espectacular y peliculesco caso, no hay registros, ningún investigador conocido en México menciono algo o dio nota de ello en su momento, pasando este extraordinario hecho desapercibido por muchos años, hasta ahora, que resurge como un gran caso de la ovnilogia no solo de México, sino mundial... En lo personal, lo que mas me llamo la atención al conocer este caso por el ya mencionado canal, es que vi a personas, “supuestos investigadores” y gente que no tiene nada que ver dentro del fenómeno de los no identificados en México, dando opiniones, hablando libre y desfachadamente del suceso como si lo conocieran de siempre. Esto es realmente alarmante. Comprendemos y entendemos que programas como este del History Channel y otros mas esporádicamente llegan a México entrevistando a todo tipo de gente para algunos de sus programas que trasmiten, ellos no están enterados de quienes es quien en nuestro país, quien investiga realmente y saben mas o menos como esta la situación tanto en el tema extraterrestre o como en el paranormal, ellos solo (la producción de los canales televisivos), tratan de cumplir su trabajo, de llenar ese espacio que les piden sus jefes, Si son de fiar o no las personas que ahí aparecen es de lo menos relevante para ellos y se entiende pues ellos solo buscan cumplir con el tiempo requerido de su trabajo, de ahí que podamos ver a personajes X que solo buscan momentos de reflectores y fama, pero que nada tiene que ver con la verdadera investigación como sucedió en este programa. Espero que no se sientan aludidos.

LOS ESPECIALISTAS HABLAN SOBRE COYAME

Concientes de que no podemos saber todo en cuanto el fenómeno OVNI en nuestro país y con la esperanza de haber pasado por alto esa exagerada noticia, ese gran acontecimiento, un choque de un aparatado alienígena en nuestro territorio, nos dimos a la tarea de buscar y entrevistar a varios serios y dedicados interesados (no digo investigadores, porque aun no se donde se obtiene el titulo) por los no identificados, para saber y pedirles su opinión sobre que hacían por aquellos años y porque creen que esta noticia aparece hasta ahora. Por lo cual nuestros buenos amigos y compañeros como Fernando J. Téllez, Héctor Chavarria, Héctor Sampson, Rubén Villatoro y el “pionero” Don Pedro Ferriz Santacruz, nos hablan y dan su veredicto en esta investigación sobre el peculiar e impactante caso. Y esto fue lo que se obtuvo. Pero antes de iniciar le pedimos que cheque, analice, compare, reflexione y vea lo que en realidad hay entorno a este ahora celebre caso de Coyame. Y así iniciamos con esta serie de interesantes entrevistas...

LA SERIEDAD DE FERNANDO J. TELLES

Investigador de la llamada segunda generación, serio centrado y con una trayectoria que es de llamar la atención, es Fernando J, Téllez, que al cuestionarlo sobre el suceso nos mostró su interés y amablemente nos dijo lo siguiente:

R. S. C.: Fernando, ¿que sabes de este singular caso?
F. J. T.: La verdad me enteré en mis viajes a Chihuahua y platicando con Rubén Uriarte de MUFON California. El por cierto ya publicó un libro al respecto que espero con ansia poder leer.

R. S. C.: Por aquel tiempo, tú ya investigabas, ¿que hacías y que supiste de este supuesto choque en su momento?
F. J. T.: Esta pregunta creo que es la clave, de mucho del caso. En 1974 estaba en la Presidencia de la República Luís Echeverría Álvarez; en 1970 el cohete Athena se había estrellado en la zona del silencio y no hubo mayor problema. En 1975 fue el caso de Carlos Antonio de los Santos Montiel y en 1976 el de Rafael Pacheco Pérez, los dos casos los investigue de primera mano y al final de ese año se hizo en el hotel Camino Real el Primer Simposium Nacional de OVNIs. A lo que quiero llegar, es que en ese sexenio no hubo censuras ni cortapisas; yo visitaba a Don Pedro Ferriz Santacruz quien tenía buenas relaciones con el gobierno y no se supo ni me comentó nada al respecto. Rubén Villatoro en sus reportajes difundido por el programa Grandes Misterios del Tercer Milenio dijo que había hablado con los lugareños y que nadie sabía nada en concreto, pero que en la hemeroteca de la localidad, los periódicos de julio de 1974 había desaparecido (¡!!!!!!!!)... Luego todos vimos el excelente programa de UFO FILES: MEXICAN ROSWELL que trataron el caso de una forma muy profesional. Así las cosas, pienso que si hubiera habido un evento que involucró a los dos ejércitos de países vecinos como lo son Estados Unidos y México y luego un OVNI… Algo se había sabido de más.

R. S. C.: ¿Tú sabes de algún verdadero investigador con tiempo en el fenómeno que sepa o haya hablando antes de este caso?
F. J. T.: La verdad no. No tengo ningún referente sobre el caso. Solo en el número COLISION OVNI que hacía CONTACTO OVNI sacaron una tabla y hablan de un caso de colisión en Chihuhua en el año de 1974, pero nunca dijeron nada de Coyame.

R. S. C.: Finalmente, a la mirada de Fernando J. Téllez, ¿este caso es verdadero?
F. J. T.: Para mi el caso está en proceso de investigación y no lo considero cerrado. Aquí está pasando como con Roswell; ocurrió en 1947 y se empezó a conocer en 1957, diez años después. No tengo elementos en este momento para decir si es verdadero o no, quiero y tengo que leer el libro de Rubén Uriarte para conocer datos y detalles que tal vez solo en sus páginas podré descubrir. Parte del compromiso de hacer una investigación a fondo es de los grupos de investigación de Chihuahua, porque está en su entidad federativa y están más cerca de nosotros. Ahora todos, como comunidad ufológica (ovnilogica) nacional e integral tenemos que darnos a la tarea de investigar cualquier línea o pista que salga del caso. Admito que en mis viajes a Chihuahua, nunca he considerado ir a Coyame, ahora sería un excelente pretexto después de leer este nuevo libro que se acaba de publicar.

R. S. C.: Muchas gracias Fernando.

DISCRETO Y DIRECTO, HECTOR SAMPSON

Interesante... Ahora les presento la plática que sostuve con un personaje y buen amigo que en silencio y fuera de los reflectores, esta al tanto del fenómeno OVNI y posee buen conocimiento del mismo, a nivel nacional e internacional, me refiero a Héctor Sampson, que al parecer si supo sobre este acontecimiento pero de una forma escueta y ambigua. Veamos sus respuestas referentes a tan mencionado y ahora celebre caso:

R. S. C.: Héctor ¿Que tanto sabes y como te enteraste de este caso de Coyame?
H. S.: No recuerdo muy bien cómo me enteré pero ha de haber sido a mediados de los años 70s en publicaciones relativas al tema. Más adelante en 1992 un amigo Dave "Jesse" James me regaló un estudio muy completo sobre el caso que circulaba en esos años en Fidonet, mucho antes del Internet moderno.

R. S. C.: ¿Entonces ya habías oído hablar años atrás de este suceso?
H. S.: Sí como te digo fue muy sonado por un breve tiempo pues como siempre no hubo los suficientes elementos para sacar más información y poder llegar a una conclusión, así que luego el caso como otros tantos quedó en los archivos y en nuestras "efemérides de casos de OVNIs".

R. S. C.: ¿Porque crees que aparece ahora y de esta forma tan llamativa?
H. S.: Pues por el hecho que como no hay muchos casos nuevos que el monopolio de la “investigación” en nuestro país deje para que otros se lleven sus 15 minutos de fama pues se tiene que ir hacia atrás y como actualmente después de 30 años el recolectar evidencia convincente está muy difícil pues, casos así dan la oportunidad de especular y de sacar información que ya nadie puede tan fácilmente contradecir o refutar, así que actualmente podemos decir lo que queramos de este caso y ¿quién te puede probar lo contrario?

R. S. C.: ¿Quién crees que este “patrocinando” esta supuesta caída de un OVNI en México?
H. S.: La verdad no tengo idea, hay demasiada gente interesada en “darse a conocer como investigador” o mantener su “status” debajo del reflector que cada día hay más gente tratando de dar a conocer “el caso definitivo”. Además el OVNITURISMO ha resultado ser un gran negocio y Roswell, Rosarito, Aztec, Alamogordo, etc., tienen verdaderas minas de oro cuando los turistas van a visitar “El lugar del avistamiento o choque del OVNI” que como comento irónicamente en el programa (Un mundo nos vigila) ya me están dando ganas de inventarme un choque de OVNI en la azotea de mi casa.

R. S. C.: ¿Que tanta veracidad o compromiso podemos encontrar en los supuestos testigos e “investigadores” que han hablado de Coyame?
H. S.: Pues como comentaba, después de 30 años, en un lugar donde no hay “registros oficiales” y donde mucha de la gente que pudo haber vivido el evento ya olvidó la claridad de sus recuerdos y ahora sólo tenemos algunos testimonios orales de algo que no entendieron qué era. Y sobre los investigadores, algunos son gente no muy reconocida en el medio y los otros ya sabemos con qué nos salen cada año así que le verdad no le encuentro el sentido el revivir un caso como este que ya no nos va a aportar ninguna respuesta nueva a las dudas de siempre. Aunque no estoy muy de acuerdo con seguir recolectando la investigación del fenómeno OVNI, creo que ya es hora que demos un paso más adelantado y ahora usemos la tecnología y los nuevos avances de la ciencia para tratar de entender a qué y cómo vienen.

R. S. C.: ¿Sabes como se ha tratado en el extranjero tal noticia?
H. S.: Compañeros míos de Fidonet, MUFON y Deneb, simplemente pusieron los datos interesantes sobre la mesa y luego archivaron el caso por una falta de evidencia más contundente y eso que esto pasó en el tiempo del incidente, no 30 años después, así que ahora simplemente los investigadores veteranos que vivieron ese caso, lo toman como caso inconcluso. Si ahora el History Channel por “consejo” de otras personas vuelven a sacar el caso es porque tratan de presentar casos que llamen la atención del público y ganen audiencia pero los mismos directivos de ese canal dicen que no creen en el caso, y que no tienen suficientes evidencias para creer en el fenómeno OVNI, que ellos sólo presentan el caso como parte de un documental pero no por ello dan fe de su contenido.

R. S. C.: ¿Para Héctor Sampson, que tanta verdad puede aportar este caso de Coyame?
H. S.: Para mi, el caso es una curiosidad, pues algo entró en la atmósfera terrestre, algo se estrelló contra una avioneta y murieron varias personas, extrañamente el gobierno de Estados Unidos formó un equipo de rescate a una velocidad fuera de lo normal, así que lo más probable es que ya sólo estaban esperando que este objeto cayera y tenían todo listo para su recuperación. Pues tanto la velocidad con la que juntaron los elementos para el rescate como la velocidad en que se llevaron el objeto fue impresionante. Yo creo que algo les salió mal a ellos, se les cayó un objeto de pruebas que ellos conocieron muy bien y que por mala suerte se estrelló con esta avioneta y se llevaron todo a gran velocidad para evitarse el escándalo y las aclaraciones con el Gobierno de México que nunca dio su autorización para que se lo llevaran.

R. S. C.: Agradezco tu tiempo Héctor.

LA OPINION DE RUBEN VILLATORO

Después de toda esta información tan interesante, no podemos irnos con este trabajo de indagación sin antes preguntarle y conocer lo que un buen amigo y mejor persona como lo es Rubén Villatoro, nos cuenta y explica de lo que encontró al ir al mismo Coyame y conocer de primera mano la insuficiente información que ahí hay o que aun existe después de tantos años. Creemos para complementar esta serie de opiniones, su participación es fundamental y reveladora, para tratar de entender lo que se dice que ahí aconteció, lea y sorpréndase:

R. S. C.: ¿Quien es y que hace Rubén Villatoro dentro del fenómeno OVNI?
Rubén Villatoro: Soy Diseñador Grafico y mi intereses por el fenómeno OVNI viene prácticamente desde mi infancia cuando en la década de los 70, la poca información que existía de este tema se remitía a revistas como “Contactos Extraterrestres” y “Duda” las cuales marcaron profundamente mi intereses por los extraños sucesos que relataban la presencia de extraños objetos que surcaban los cielos de distintos puntos de nuestro mundo. Esto sin dejar de mencionar mi admiración por personajes como el Sr. Pedro Ferriz quien en sus participaciones en televisión en aquellos tiempos también causaba impacto en mi creciente interés por este tema. En 1999 Jaime Maussan me invito formalmente a integrarme a su equipo de trabajo y desde entonces he desempeñado diversas cargos y actividades en torno a la investigación de los OVNIs, las cuales van desde ser director de contenidos de su pagina de Internet hasta de reportero para el programa de televisión “Los Grandes Misterios del Tercer Milenio”.

R. S. C.: ¿Como y porque te interesas en este caso de Coyame?
Rubén Villatoro: La primera ocasión que tuve conocimiento de este caso fue a través de su exposición en el prestigiado canal de televisión “History Channel”, en donde se hablaba del choque en pleno aire de una avioneta procedente de Texas con un Objeto Volador No Identificado el 24 de agosto de 1974. Se dijo que el objeto fue detectado por radares norteamericanos en la zona desértica de Coyame en el Edo., de Chihuahua y que ambos cayeron a tierra. Particularmente me llamó mucho la atención que este hecho fuera mencionado por investigadores extranjeros y que no hubiera (hasta donde yo se, puedo estar equivocado) investigadores mexicanos que tuvieran pleno conocimiento del hecho. Si esto era verdad para mi resultaba un caso fascinante el cual valía la pena investigar y la mejor manera de hacerlo era acudiendo al lugar de los hechos.

R. S. C.: ¿Que resultados obtuviste?
Rubén Villatoro: En primera instancia contacte previo a mi visita, con el personal de la presidencia municipal de Coyame y les informe cual era el motivo de mi visita, a lo cual en todo momento me brindaron todo el apoyo para mi investigación. Fue así que con este acuerdo previo llegue hasta este lugar el 11 de julio del 2005. Me encontré con un grupo de personas de la tercera edad quienes regularmente se reúnen en un patio colindante a la presidencia para realizar distintas actividades. Me recibieron amablemente y cuando mencione el suceso pude percibir miradas de asombro y un ligero desconcierto entre estas amables personas quienes para mi sorpresa parecía que el incidente no había sido de gran importancia.

Varios de ellos me reiteraban que buscara la información del hecho en las páginas del periódico “El Heraldo” que en aquel mes publico una nota sobre el incidente. Después de este encuentro de nueva cuenta me dirigí con el personal de la presidencia para preguntarles si ellos contaban con un archivo histórico que pudiera consultar para tratar de encontrar algún registro del suceso; razón por la cual me permitieron revisar su archivo muerto el cual se encuentra en un pequeño cuarto al final de las oficinas. Estuve en este lugar alrededor de una hora y después de abrir varias cajas enmohecidas me di cuenta de que solo había actas de nacimiento, de defunción, de matrimonios y registros de fiestas pero nada que mencionara el incidente. Después de mi visita a la presidencia decidí empezar a preguntar a los pobladores de Coyame pero me di cuenta de que ¡no había nadie en las calles!... Al tratarse de una pequeña comunidad me di cuenta de que no están muy acostumbrados a la presencia de cámaras de televisión, motivo por el cual deduzco que se sintieron un poco incómodos y esperaron a que nos retiráramos para volver a sus actividades.

R. S. C.: ¿Es cierto que faltaba información en los periódicos?
Rubén Villatoro: Como mencione las personas de la tercera edad con las que sostuve mi encuentro en la presidencia municipal me insistieron en que buscara en el periódico “El Heraldo”, a lo cual cuando regrese a la Ciudad de Chihuahua el 13 de julio del 2005, me dirigí a las oficinas de Organización Editorial Mexicana que en años recientes adquirió al mencionado diario y por ende su archivo. Una vez que me fue permitido el acceso a su hemeroteca junto con el encargado nos dimos a la tarea de buscar los libros del año de 1974. Una vez que lo tuve sobre la mesa debo reconocer que con emoción empecé a hojearlo para ubicar el mes de agosto. Grande fue mi sorpresa (y la del encargado de esta área) cuando nos dimos cuenta que todo ese mes se encontraba desaparecido. Una y otra vez lo revisamos y no había duda de que no se encontraba. El encargado manifestó también gran sorpresa y no daba crédito a lo que encontramos ya que se trataba según sus propias palabras de una irregularidad. No obstante pude encontrar una nota del mes de octubre (es decir, tan solo a algunos días después del presunto incidente) que notificaba del accidente de un transporte militar ocurrido en esa zona, en circunstancias que no estaban plenamente esclarecidas. Vale la pena recordar que el documental de “History Channel” mencionaba que un transporte militar mexicano que trasladaba los restos del presunto OVNI fue dinamitado por las fuerzas especiales norteamericanas.

R. S. C.: ¿Encontraste testigos o algo interesante en Coyame?
Rubén Villatoro: Sí, encontré un par de testimonios del grupo de personas de la tercera edad quienes me refirieron datos interesantes; uno de ellos fue el Sr. Cipriano Orozco quien comentó que observo un gran movimiento de soldados aquella fecha, y la Sra. Emma Ortega me comentó frente a la cámara que acudió junto con un grupo de amigos al lugar del accidente, ella observo a la avioneta cuando aun seguía quemándose y dijo que le dio la sensación de que ya antes se habían llevado “algo”.

R. S. C.: ¿Porque crees que hasta ahora se habla de este caso?
Rubén Villatoro: Es exactamente lo mismo que yo me pregunto. Puedo solamente suponer que al ser esta una comunidad muy pequeña y aislada tal vez el suceso quedo guardado como una anécdota muy local que con el paso de las generaciones se fue borrando de la memoria de sus pobladores. Esto solamente lo especulo a raíz de los comentarios de la gente de la tercera edad quienes –como mencionaba líneas arriba- cuando les pregunte se expresaron de una manera como “….Ahhhhhh si, si me acuerdo que algo paso….”

R. S. C.: ¿Que tanta veracidad le vez a este suceso?
Rubén Villatoro: Es un caso interesante, sin embargo muy escueto, no encuentro bases sólidas para aseverar que un “Vehículo Extraterrestre” estuvo presente en la zona. Se que recientemente se ha publicado un libro y estoy muy interesado en leerlo para tratar de obtener mas información y de ser necesario retomar el caso para tratar de llegar a una conclusión.

R. S. C.: ¿Que comentarios has encontrado entorno a este incidente entre los interesados por los no identificados que tú conoces?
Rubén Villatoro: Principalmente los comentarios han girado al documental presentado por “History Channel” el cual incluso presento una recreación muy profesional en torno al hecho. Se que importantes investigadores de Chihuahua han hecho también sus propias indagatorias y será interesante ver sus resultados en el futuro; como te comentaba necesito leer el libro de reciente publicación para extraer mas información y continuar cotejando los datos.

R. S. C.: ¿Para Rubén Villatoro, el caso es verdadero o falso y porque?
Rubén Villatoro: Es una buena pregunta Roberto, en este momento no me atrevo a emitir un veredicto y considero que es clave para la investigación de este caso encontrar el periódico “El Heraldo de Chihuahua” del mes de agosto que menciona el incidente. Aquí hago un llamado principalmente a los investigadores de este estado de la republica para que se haga un esfuerzo y encuentren esta nota y de ser posible a su autor. Finalmente creo que es importante que todos los interesados en el caso un día podamos intercambiar todos los elementos con los que contamos y así de esta manera entre todos emitir un juicio. Yo estoy abierto a que logremos esto en conjunto por que considero que el fallo de un caso no se remite a la opinión de una sola persona.

R. S. C.: Rubén, un placer platicar contigo, muchas gracias por tu tiempo...

EL PIONERO, DON PEDRO FERRIZ SANTACRUZ

Pues ya casi terminamos con esta serie de entrevistas y no podíamos dejar de pedirle su opinión al pionero, al icono de la investigación sobre los no identificados en México, al señor Don Pedro Ferriz y lo que el sabe o percibe de Coyame. Y como siempre amparado en los años de experiencia que tiene sobre el asunto nos dio su muy ya clásica forma de ver y entender este suceso de una forma directa, resumida, contundente y sin adornos, esto fue lo que nos dijo:

R. S. C.: Señor, ¿que es Coyame para usted?
P. F. S.: Pues nada, nada, mira estas cosas pasadas nos convencieron en una época, en una época en que era necesario para los investigadores demostrar que el fenómeno existía. Cuando yo los vi en una ocasión al salir de Televisa, pude ver un OVNI que se dividía y me convencí, me di por satisfecho y ahora todo esto que están resucitando, que inventan cosas, todo eso es para vender y hacer algo sensacionalista, pero no son nada. Todas esas demostraciones ya son obsoletas, mira dicen, que cuando se demuestra una cosa solo se espera la sentencia y la sentencia es de que si o no, yo me convencí de que el fenómeno existe y habrá quien no lo crea aun. Pero ahora porque voy a resucitar un caso como el de Coyame, si además tiene muchas dudas al respecto, ¿para que...?

R. S. C.: Agradezco su tiempo señor...

Pues aquí les presentamos esta serie de entrevistas sobre tan controvertido y aludido caso. De algún modo hemos podido tener el punto de vista de gente que sabe, de personajes que han estado envueltos en el mundo de los no identificados desde hace años. Así obtenemos mas referencias, opiniones y varias perspectivas sobre lo que dicen que ocurrió en Coyame, si es que realmente sucedió algo ahí. Nosotros tratamos de contactar a Rubén Uriarte sin éxito para que nos contara porque lo del libro y otras cosas que podrían ser interesantes. La investigación o trabajo sobre este acontecimiento no esta cerrada, tal vez al publicar esto algún interesado nos pueda aportar datos o algo que nos ayude a encontrarle razón. Pero para ser francos, a la hora de recolectar la información del presente artículo, muchas veces me pregunte: ¿Tendrá sentido una noticia así?, ¿Valdrá la pena seguir reinventando este tipo de supuestos casos?, ¿Qué, en la actualidad el fenómeno OVNI es tan malo, que quien lo dice investigar recurre a noticias tan dudosas como este caso?... Pues nosotros esperaremos a ver que acontece, mis correos los anexo, para reclamar, para corregir o para aportar algo que valga la pena sobre el misterioso e increíble OVNI que se estrello en Coyame... Y solo me queda agradecer por su atención, gracias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario