loading...

jueves, 22 de abril de 2010

LOS EXTRATERRESTRES INSECTOIDES

¿EXISTEN ESAS EXTRAÑAS CRIATURAS ENTRE NOSOTROS?

Por Roberto S. Contreras Esparza

Cuando se habla sobre el fenómeno OVNI se piensa inmediatamente en naves de procedencia extraterrestre con movimientos increíbles. Y de ahí surgen las preguntas. ¿Quiénes tripulan esas naves?, ¿cuál es su origen?, ¿de dónde vienen?, ¿qué quieren de nosotros?, ¿cuáles son sus intenciones? Y sobre todo, ¿cómo son? Algunos investigadores se han atrevido a hacer listas detalladas sobre la apariencia de los alienígenas y mencionan cifras sobre una cantidad de razas galácticas que visitan la Tierra.

En ocasiones esto resulta personalmente difícil de creer, pues estos analistas no aportan más elementos de sustento al hablar de la variedad de los visitantes del planeta. Referente a su aspecto (en especial los llamados insectoides), se tratarán más detalles en este artículo.

GRAN VARIEDAD DE VISITANTES

A pesar del miedo y asombro que habrán tenido, los múltiples testigos que tuvieron desafortunadamente algún encuentro cercano con los visitantes han descrito más o menos sus características físicas. Hay múltiples descripciones, pero destacan los más “raros y diferentes” respecto del ser humano. También hay atrayentes videos y fotografías obtenidos por gente ajena al tema de los no identificados, en los que estas entidades aparecen de forma casual.

Se cuenta que entre esas razas que llegan a la Tierra hay una muy peculiar y extraña reportada en varios encuentros. Se trata de los visitantes de aspecto insectoide, con características de una Mantis o langosta por sus increíbles ojos grandes. Pero no sólo eso. Hay personas interesadas en los extraterrestres que han hecho descripciones muy detallas que francamente parecen aventuradas y en ocasiones muy exageradas.

NO VIAJAN DESNUDOS Y PUEDEN SER ROBOT

Se debe tomar en cuenta que cualquiera que sea el aspecto de estos extraterrestres, se deduce por simple lógica (una lógica aplicada al planeta Tierra), que no cruzan el espacio viajando desnudos. Lo que se ve y muchas veces se describe de ellos es el traje espacial con el que se desenvuelven en este mundo, presumiendo que ya estén aquí e incluso podría tratase de robots que mandan, tal como los humanos lo hacen a otros planetas.

Por ejemplo, se describen a estos insectoides con grandes orejas, ojos muy amplios, sin parpadeo y llevan antenas; también que su cuerpo se asemeja al de los chapulines, con tonos verdes, grises y rojizos. Y es exactamente referente a esos extraños insectoides que se presenta este artículo, en el que se mostrará un interesante comparativo que hace posible una referencia a este tipo de seres. Son dos fotografías tomadas casualmente, en diferente tiempo y lugar. Al ver las imágenes la posibilidad de saber que somos visitados por este tipo de razas resulta interesante.

SON EVIDENCIAS OBTENIDAS DE FORMA CASUAL

Primero se presenta esta imagen captada en el estado de Querétaro. Se logró con la cámara de la señora María de Jesús Tagle, quien acudió a ese lugar porque se informó que en un domicilio sucedían cosas raras. A decir de la propietaria, la casa estaba “hechizada”. Con ese conocimiento del inmueble se tomaron varias fotografías de la fachada y es ahí donde la testigo pudo captar a un ser amorfo de color rojo, que parece flotar frente a ella.

El ser o humanoide nunca fue visto por los involucrados y como siempre sucede en este tipo de imágenes, se percataron de ello tiempo después al revisar su cámara. Cabe mencionar que debido a la forma en que se dieron los hechos, al ser o humanoide se le relacionó con algo diabólico, e incluso espectral, pero al ver la otra evidencia fotográfica captada en Palenque, se considera que bien pueden tener relación. Al cuestionar directamente a la testigo sobre la imagen, esto fue lo que comentó.

NO ES UN ADORNO NI UNA PIÑATA

“Como les platiqué, fue al llegar y tomar las fotos de la fachada para enviárselas a la dueña que nos las solicitó y sin pensar en nada anormal. Sabemos que no es un adorno, ni una piñata. Era noviembre y todavía no había adornos, inclusive en la foto se ve como si esta cosa atravesara el farol del alumbrado. Lo único que puedo decir es que allí no había nada anormal y si lo había no era visible al ojo humano. Pero después de analizar la foto creo que es un ‘demonio’. Esto, claro, no lo puedo asegurar, pero si miras la figura detalladamente bien que lo representa, casi a la perfección. Logramos la toma con una cámara Canon análoga, de foco fijo 135 mm.”

Esta es la versión de la señora María de Jesús y la historia de cómo obtuvo la fotografía. El equipo de Tercer Milenio, al ver la imagen detalladamente pudo apreciar esta figura humanoide a la que se le distinguen “antenas”, pero no se le ven alas ni el rostro tampoco, y parece estar justo frente a la testigo.

En esta otra fotografía, aparecida en esta publicación, en el número 30, página 8, de la sección “Noticias” de Carlos Clemente, se supo de este testimonio que envió una lectora. Aquí su relato.

LA HISTORIA DE LA EVIDENCIA

“Buenas tardes. Me atrevo a mandarles esta fotografía que me fue enviada de uno de mis compañeros de trabajo, la cual fue obtenida hace un par de días en Palenque, y en la que apareció un animal extraño. Si ustedes pueden ayudarnos a descartar posibilidades será benéfico, ya que es muy extraño lo sucedido. Saludos y me encuentro a sus órdenes.”

Licenciada Laura Leticia Juárez del Toro.

En esta imagen obtenida en Palenque, Chiapas, se aprecian más elementos a considerar. Es una foto muy rara y atrayente, se pueden distinguir claramente las alas, antenas, enormes ojos, y algo a tomar en consideración y extraño es que sólo se le ven cuatro “patas” y no como los insectos, que tienen seis.

Aparece en vuelo, pero la posición y perspectiva le dan la apariencia de estar sentado y de ser de mayor tamaño. Es de color rojizo y se destaca claramente de las ruinas que están detrás. A lo lejos se nota otra persona, además de la señora y su hija, quienes están del lado izquierdo y que tampoco notaron nada a la hora de tomar la foto.

¿DE VERDAD HAY INSECTOIDES ENTRE NOSOTROS?

Esta es la evidencia. Son dos fotografía obtenidas en distintos lugares y fechas, en las que se puede apreciar estos insectoides que bien podrían ser eso, sólo bichos que atravesaron delante de la lente a la hora de oprimir el obturador.

O tal vez, sí podría ser la evidencia para corroborar esas fantásticas historias que resultan sorprendentes y que algunas personas han relatado por ser testigos de ello. En las descripciones se cree y asegura que hay visitantes con este aspecto procedentes del espacio, que se mueven y trabajan en el planeta, y que son descritos en libros, artículos y temas relacionados con los no identificados.

Aquí le presenta esta interesante posibilidad, para que usted, después de leer y observar lo aquí presentado, compare, discierna, pues al final la conclusión será suya… Gracias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario